Saltar al contenido

Receta de galletas de maicena que se deshacen en la boca

No pienses más, si estás buscando qué preparar para la merienda, esta es la solución. Nadie puede resistirse a unas deliciosas galletitas de maicena, son super suaves y tentadoras.

Son tan fáciles de preparar, que hasta son ideales para ayudar a nuestros peques a incursionar  en el mundo de la cocina. Si ya no sabes que hacer para entretenerlos, esta sería una excelente opción para ponerlos a hacer algo fácil y divertido, vas a ver que el resultado les dará una gran satisfacción.

No pierdas tiempo y ¡manos a la obra!

Ingredientes

-500 g de Harina común
-130 g de Maicena
-100 g. de Azúcar
-1 cdita. de Polvo para hornear
-50 g de Manteca
-1 cdita. de Sal
-3 Huevos
-C/n de Leche
-Ralladura de 1 limón

Preparación

  • Mezclamos la manteca con el azúcar hasta formar una especie de arenilla.
  • Agregamos los huevos, la leche y mezclamos para incorporar vas a ver que se forma como una crema. Añadimos la ralladura de limón y la sal.
  • Mezclamos la harina junto la maicena y el polvo para hornear.
  • Incorporamos a la preparación y comenzamos a trabajar la masa pero no demasiado, cuando se trabaja con manteca, sólo se trata de unir los ingredientes sin tanto amasado.
  • Con la ayuda de un palo de amasar, estiramos la masa y comenzamos a cortarla con un cortador, según el tamaño que queramos.
  • Ponemos las galletas en una placa para horno previamente enmantecada y enharinada.
  • Llevamos a horno entre mínimo y moderado, hasta que veamos que están levemente doraditas. Aproximadamente serán por unos 20 minutos.
  • Cuando retiramos del horno, las debemos dejar enfriar antes de sacarlas de la placa para que se pongan bien firmes, de lo contrario se nos van a romper.

Tips y consejos

  • Si queremos llamar la atención de los chicos, podemos agregarle unos chips de chocolate o si queremos darnos el gusto, les agregamos unos pedacitos de nuez. Si optamos por alguna de estas opciones, debemos agregárselas antes de llevarlas al horno.
  • Son ideales para rellenar con dulce de leche, imitando los deliciosos alfajorcitos de maicena.
  • También podemos hacer unos conitos de dulce de leche. Una vez que las galletitas están listas, ponemos un copo de dulce de leche sobre ella y le damos un buen baño de chocolate blanco o negro. Créeme cuando te digo que ¡son una bomba!