Empanadas de espinaca y salsa blanca

Las empanadas son un bocado irresistible que puede satisfacer los antojos de cualquier paladar. Si estás buscando una opción deliciosa y llena de nutrientes, las Empanadas de Espinaca con Salsa Blanca son una elección perfecta.

Estas empanadas, repletas de espinacas frescas y envueltas en una masa crujiente, combinadas con una suave y cremosa salsa blanca, son un deleite para los amantes de los sabores vegetales.

Empanadas de espinaca y salsa blanca
Empanadas de espinaca y salsa blanca

En este artículo, descubriremos cómo preparar estas empanadas con el toque perfecto de espinacas y cómo acompañarlas con una deliciosa salsa blanca. ¡Prepárate para sorprender a tu paladar y a tus invitados con esta combinación excepcional!

Cómo preparar Empanadas de espinaca y salsa blanca

Para preparar estas deliciosas empanadas, solo vamos a necesitar:

Ingredientes:

-2 tazas de Espinacas frescas, lavadas y picadas
-1 Cebolla pequeña, finamente picada
-2 Dientes de Ajo, picados
-1 cucharada de Aceite de oliva
-1 taza de Queso rallado (como queso mozzarella o queso cheddar)
-Sal y pimienta al gusto
-12 tapas para empanadas

Para la salsa blanca:
-2 cucharadas de Manteca
-2 cucharadas de Harina
-1 taza de Leche
-Sal y pimienta al gusto
-Nuez moscada rallada (opcional)

Preparación

  1. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo picados y cocínalos hasta que estén dorados y fragantes.
  2. Agrega las espinacas picadas a la sartén y cocínalas hasta que se marchiten y reduzcan su volumen. Asegúrate de removerlas constantemente para evitar que se peguen.
  3. Retira la sartén del fuego y deja que las espinacas se enfríen un poco. Exprímelas suavemente para eliminar el exceso de líquido. Reserva.

Para la salsa blanca

  1. En una cacerola pequeña, derrite la mantequilla a fuego medio-bajo. Agrega la harina y revuelve.
  2. Agrega gradualmente la leche a la cacerola, revolviendo constantemente para evitar la formación de grumos.
  3. Continúa cocinando la salsa a fuego medio-bajo hasta que espese y alcance una consistencia suave y cremosa. Asegúrate de remover constantemente para evitar que se pegue en el fondo de la cacerola.
  4. Una vez que la salsa blanca haya espesado, sazónala con sal, pimienta y una pizca de nuez moscada rallada si lo deseas. La nuez moscada añadirá un toque de sabor extra a la salsa.

Para el armado de las empanadas

  1. En un tazón, combina las espinacas cocidas y escurridas con el queso rallado y la salsa blanca. Mezcla bien y sazona con sal y pimienta al gusto.
  2. Coloca una cucharada generosa de relleno de espinacas en el centro de cada disco de masa para empanadas. Dobla la masa por la mitad, formando un semicírculo, y sella los bordes presionándolos con un tenedor.
  3. Precalienta el horno a 200°C. Coloca las empanadas en una bandeja para hornear forrada con papel de horno y hornea durante aproximadamente 20 minutos, o hasta que estén doradas y crujientes.
  4. Retira las empanadas del horno cuando estén doradas y crujientes.

Así de fácil es cómo prepararemos esta delicia, ¡verás que el resultado final te gustará demasiado!

Puede interesarte: Empanadas de atún con salsa blanca

Consejos y recomendaciones

  • Puedes personalizar aún más el relleno de espinacas agregando ingredientes adicionales como queso feta desmenuzado, piñones tostados o aceitunas picadas. Esto le dará a las empanadas un toque de sabor y textura adicionales.
  • Si prefieres una opción más saludable, puedes hornear las empanadas en lugar de freírlas. Precalienta el horno a 200°C y coloca las empanadas en una bandeja para hornear previamente engrasada. Hornea durante aproximadamente 20-25 minutos, o hasta que estén doradas y crujientes.
  • Para darle un toque extra de sabor a la salsa blanca, puedes agregar hierbas frescas picadas, como perejil o eneldo, al final de la cocción.
  • Acompaña estas empanadas de espinacas con salsa blanca con una ensalada fresca o una guarnición de arroz para obtener una comida completa y equilibrada.
  • Si te sobran empanadas, puedes refrigerarlas y disfrutarlas al día siguiente. Simplemente recaliéntalas en el horno precalentado a 180°C durante unos minutos para devolverles su crujiente textura.

¡Disfruta de estas deliciosas empanadas de espinacas con salsa blanca! Su combinación de sabores y texturas te deleitará y seguramente se convertirán en un plato favorito en tu hogar. Aprovecha la versatilidad de las empanadas y experimenta con diferentes rellenos y acompañamientos para satisfacer tu paladar y el de tus invitados. ¡Buen provecho!