Saltar al contenido

El mejor pan del mundo, sin harina, azúcar y leche

Si eres un amante del pan pero buscas una opción más saludable y sin ingredientes como harina, azúcar y leche, ¡has llegado al lugar correcto! En esta receta, te presentamos el secreto para disfrutar del mejor pan del mundo sin comprometer tu dieta o estilo de vida.

Con ingredientes alternativos y nutritivos, podrás deleitarte con un pan delicioso y libre de harinas refinadas, azúcares añadidos y lácteos. Este pan es perfecto para aquellos que siguen dietas especiales, como sin gluten, sin lácteos o bajos en carbohidratos.

Descubre una nueva forma de disfrutar del pan con esta receta única y saborea cada bocado sin preocuparte por los ingredientes que deseas evitar. ¡Prepárate para experimentar el mejor pan del mundo, completamente saludable y delicioso!

Índice

    Ingredientes

    • 1 taza de Harina
    • 1/ taza de Harina de coco
    • 4 Huevos
    • 1 taza de Salvado de avena
    • 1 cdita. de Sal
    • 2 cditas. de Vinagre de manzana orgánico
    • Un sobre de levadura biológica para disolver en 240 ml de agua
    • 1 cda. sopera de Harina de coco tostada oscura
    • 1 cda. de Polvo de hornear
    • 1 cdita. de Semillas (opcional)

    Modo de preparación

    1. En un tazón grande, combina la harina, la harina de coco, el salvado de avena y la sal. Mezcla bien estos ingredientes secos.
    2. En otro recipiente, bate los huevos hasta obtener una mezcla homogénea.
    3. Agrega los huevos batidos a la mezcla de ingredientes secos y mezcla todo hasta que estén bien incorporados.
    4. Añade el vinagre de manzana a la masa y revuelve para combinarlo.
    5. Agrega la levadura disuelta en agua a la masa y mezcla hasta obtener una masa suave y pegajosa.
    6. Cubre el tazón con un paño limpio y deja reposar la masa durante aproximadamente 30 minutos para que fermente.
    7. Precalienta el horno a 180°C, mientras la masa fermenta.
    8. Después del tiempo de fermentación, agrega la harina de coco tostada oscura y el polvo de hornear a la masa. Mezcla nuevamente para combinar todos los ingredientes.
    9. Engrasa ligeramente un molde para pan y vierte la masa en él, por encima le espolvoreamos las semillas.
    10. Hornea el pan en el horno precalentado durante aproximadamente 45-50 minutos, o hasta que esté dorado en la parte superior y al insertar un palillo en el centro salga limpio.
    11. Una vez horneado, retira el pan del horno y déjalo enfriar en el molde durante unos minutos. Luego, transfiérelo a una rejilla de enfriamiento para que se enfríe por completo antes de cortarlo.

    ¡Y eso es todo! Ahora tienes preparado el mejor pan del mundo sin harina, azúcar y leche. Este pan es nutritivo, sin ingredientes indeseados y delicioso. Disfrútalo solo o con tus acompañamientos favoritos. Recuerda que, al no contener conservantes, es recomendable consumirlo dentro de los primeros días para disfrutarlo en su mejor estado.

    Te sugerimos: El mas rico pan de molde ¡Sin amasar, sin huevos, sin mantequilla!

    Consejos:

    Mezcla bien los ingredientes secos: Asegúrate de mezclar la harina, la harina de coco, el salvado de avena y la sal de manera uniforme. Esto ayudará a distribuir correctamente los ingredientes y obtener una textura equilibrada en el pan.

    Utiliza huevos a temperatura ambiente: Los huevos a temperatura ambiente se mezclan más fácilmente con los demás ingredientes y ayudan a obtener una masa más suave y uniforme. Saca los huevos de la heladera con anticipación para que alcancen la temperatura ambiente.

    Fermenta la masa adecuadamente: Durante el tiempo de reposo para la fermentación, asegúrate de cubrir el tazón con un paño limpio y colocarlo en un lugar cálido y libre de corrientes de aire. Esto permitirá que la levadura actúe y le dé al pan una textura ligera y esponjosa.

    Vigila el tiempo de horneado: Cada horno es diferente, por lo que es importante estar atento al tiempo de horneado. Comprueba regularmente el pan después de los 40 minutos para evitar que se queme. Si el pan se dora demasiado rápido en la parte superior, puedes cubrirlo suavemente con papel de aluminio para evitar que se queme.

    Deja que el pan se enfríe antes de cortarlo: Es tentador cortar el pan inmediatamente después de sacarlo del horno, pero es mejor esperar a que se enfríe por completo. Esto permitirá que el pan establezca su estructura y sea más fácil de cortar sin desmoronarse.

    Almacenamiento adecuado: Para mantener el pan fresco por más tiempo, guárdalo en una bolsa de pan o envuélvelo en papel de aluminio. Puedes conservarlo a temperatura ambiente durante 2-3 días o en la heladera  para una vida útil más prolongada. Vuelve a calentar las rebanadas antes de consumirlas para disfrutar de la mejor textura y sabor.

    Recuerda que, aunque esta receta es sin harina, azúcar y leche, es importante ajustarla a tus necesidades y preferencias dietéticas. ¡Disfruta del delicioso pan casero y experimenta con diferentes sabores y añadidos!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *