Delicioso pastel con agua no uses huevos, mantequilla o gluten

Si estás buscando un dulce ligero y delicioso apto para todos, el pastel con agua sin huevos, sin mantequilla y sin gluten puede ser justo lo que necesitas.

Esta receta es perfecta para aquellos con restricciones dietéticas o que simplemente desean un postre más ligero y saludable.

Te recomendamos: Pastel de leche fría con muy pocas calorías

Con pocos ingredientes y un procedimiento sencillo, puedes preparar un pastel suave y sabroso que encantará a todos los paladares. Aquí te mostramos cómo hacerlo:

Ingredientes

  • 250 g de harina sin gluten (puedes usar harina de arroz, harina de maíz o una mezcla sin gluten)
  • 200 g de azúcar de caña
  • 250 ml de agua
  • 80 ml de aceite vegetal (puedes usar aceite de girasol, aceite de coco u otro aceite vegetal de tu preferencia)
  • Media cucharada de levadura en polvo
  • Ralladura de limón o naranja (opcional, para aromatizar)

Preparación

  1. Precalienta el horno a 180°C y prepara un molde para pastel engrasado y enharinado, o forrado con papel de horno para evitar que el pastel se pegue.
  2. En un bol grande, tamiza la harina sin gluten y añade el azúcar de caña y la levadura en polvo. Mezcla bien los ingredientes secos hasta obtener una consistencia uniforme.
  3. Agrega el agua y el aceite vegetal a la mezcla de ingredientes secos. Si deseas, añade la ralladura de limón o naranja para un toque de aroma.
  4. Mezcla los ingredientes con una espátula o una cuchara de madera hasta obtener una masa homogénea y sin grumos. Asegúrate de no mezclar demasiado para evitar que el pastel quede gomoso.
  5. Vierte la masa en el molde preparado, nivelándola con una espátula o el dorso de una cuchara.
  6. Hornea el pastel en el horno precalentado durante unos 30-40 minutos, o hasta que la superficie esté dorada y al insertar un palillo en el centro, este salga limpio.
  7. Una vez cocido, deja enfriar el pastel en el molde durante unos minutos. Luego, transfiérelo a una rejilla para que se enfríe completamente.
  8. Una vez frío, corta el pastel en rebanadas y sírvelo como desees.

Consejos y variaciones:

  • Puedes personalizar tu pastel añadiendo fruta fresca, frutos secos o una glasa ligera.
  • Este pastel es perfecto para disfrutar en cualquier momento del día, especialmente para el desayuno.
  • Con esta receta, demostrarás que es posible preparar un dulce delicioso sin huevos, mantequilla ni gluten sin sacrificar el sabor ni la textura.

Este pastel con agua sin huevos, sin mantequilla y sin gluten es una opción ideal para aquellos que buscan un postre saludable y accesible para todos. ¡Disfruta de un dulce ligero y sabroso que todos podrán apreciar, sin importar sus restricciones dietéticas!