Saltar al contenido

Culebrilla, la enfermedad que se activa al estar sometidos a mucho estrés

La culebrilla o herpes de zóster, una enfermedad que se activa al estar sometidos a mucho estrés. De hecho, es una de las enfermedades que podríamos llegar a desarrollar en cualquier momento de nuestras vidas.

De hecho, la mayoría vivimos en un estado de estrés constante y jamás pensamos que esto pueda afectarnos tanto, sin embargo al estar bajo mucha presión puede generar problemas en nuestro Sistema inmunitario.

Culebrilla

Esto nos trae resultados adversos para nuestra salud, en este caso podríamos vernos afectados con esta enfermedad conocida popularmente como culebrilla.

Te puede interesar: 7 Consecuencias del stress en tu organismo.

En algunas personas esta enfermedad podría desaparecer en un par de semanas, pero en otros casos lamentablemente, los malestares son mucho más graves.

En vista de esta realidad; ¿Qué es la culebrilla?

¿Qué es la culebrilla?

Se trata del virus conocido como herpes zóster, se encuentra en el cuerpo después de haber padecido varicela. Por lo que permanece inactivo una gran parte de nuestra vida, sin embargo llegado a una etapa de la vida entren en juego algunos factores.

Como por ejemplo, existen factores como la edad (mayores de 60 años), también el estrés y una importante baja en el sistema inmunológico, podrían reactivar el virus.

Podemos describirlo similar a la varicela, ya que es una erupción que se presenta en algunas zonas del cuerpo, produce un sarpullido que termina convirtiéndose en una ampolla.

Generalmente este sarpullido o tipo de ampollas desaparecen en un par de semanas, tampoco es contagiosa. Sin embargo, se sugiere a quien no ha padecido varicela que se mantenga alejado de quien padece del herpes zóster.

En cualquier caso, observemos los síntomas de esta enfermedad:

Síntomas de la culebrilla

Aunque sea difícil de creer, la culebrilla es más común de lo que parece, como ya mencionamos es debido a que se vive con un estrés constante.

Entre los primeros síntomas de la culebrilla o del herpes zóster que aparecen, tiene que ver con dolores, ardor y hasta hormigueos. Es algo común que esto  suceda en la parte lateral del cuerpo o inclusive en la cara.

Luego de estos primeros síntomas, comienza el sarpullido pero unos 15 días después y curiosamente aparece solo en una zona del cuerpo. Sin embargo, pueden aparecer también síntomas como dolores de cabeza o abdominales, cuadros de fiebre y escalofríos. La recomendación es acudir al médico por una consulta.

Quizás nos preguntemos: ¿Si nos dejan secuelas los síntomas propios del herpes zóster?

¿El herpes zóster nos dejan secuelas?

Si esta enfermedad es controlada y tiene tratamiento, no deja marcas ni cicatrices. No obstante, existen ciertas complicaciones que nos trae el virus y que hasta pudieran afectarnos gravemente.

Por ejemplo: si las ampollas producidas por la culebrilla no son bien cuidadas podrían infectarse, especialmente si aparecen cerca de los ojos hasta podría causar daños permanentes, como una ceguera.

De hecho, existen graves complicaciones como la pérdida de la audición, parálisis facial, inflamaciones cerebrales, entre otras afecciones.

La recomendación es que en cuanto comiencen a aparecer el sarpullido se acuda de inmediato con el médico.

¿Qué tratamiento hay para la culebrilla?

Como primera medida, cuando aparece un sarpullido leve será suficiente con mantener la zona afectada limpia y no rascarse. Una sugerencia es utilizar algún tipo de crema para disminuir la comezón.

Por eso, la recomendación es acudir a un especialista para que nos receten medicamentos adecuados para esta afección y así combatir de manera más rápida las ampollas.

Como otras recomendaciones a tener en cuenta, seria conveniente usar ropa cómoda, lavarnos las manos regularmente y mantener la zona afectada cubierta. En pocos días la infección pasará y sanará.