Saltar al contenido

¿Cuánto dura una prepizza casera en la heladera?

La Pizza en familia o con amigos, es sin duda un clásico de los viernes o los sábados por la noche. Por eso es una excelente idea tener pre-pizzas freezadas, ya sea para alguna visita imprevista o para cualquier ocasión.

De hecho, la vida cotidiana y la falta de tiempo requiere de nosotros que podamos estar organizados con respecto a la elaboración de nuestras comidas previamente.

Recordemos que esta masa dura al menos 1 mes en el freezer, siempre y cuando esté bien cerrada. Debemos tener en cuenta que el frío deshidrata a los alimentos y hacen que pierdan su calidad durante el almacenamiento, inclusive se pierde el agua superficial y queda con una apariencia blanquecina.

Además, algo fundamental al momento de freezar es utilizar las bolsas ziploc, papel aluminio o tuppers, según recomiendan los expertos.

Consejos para una mejor conservación

  • Para los fanáticos de las pizzas y si la vamos a consumir en el momento, tengamos en cuenta como cocinarla correctamente en el horno. Luego de aproximadamente unos 10 minutos de cocción se agrega el queso o mozzarella y demás ingredientes, para luego terminar de cocinar hasta que se haya derretido.
  • La cocción de las pre-pizzas deben quedar ligeramente doradas, ya que las volverán a calentar cuando cocinen las pizzas y si las doran demasiado quedarán muy secas.
  • También cuando llevemos las pre-pizzas al freezer, debemos asegurarnos de que estén ligeramente tibias.
  • Una vez conservadas en la heladera su duración serán de 3 días aproximadamente.

Formas para su conservación

  • La masa de pizza se puede congelar de dos formas, una es simplemente sin darle forma o como un bollo guardada dentro de un plástico para que no se reseque. Esto es común en las heladeras No frost, por eso depende de la calidad de tu congelador en este caso. Obviamente como en el caso del freezer, la masa congelada tiene una duración hasta 6 meses.
  • La otra opción es congelar o freezar las pre-pizzas ya estiradas o con forma, lo cual nos permite retirarla y colocar el relleno para llevarla directamente en el horno. No es necesario esperar a que se descongele la masa o la bola de masa, puede ir al horno sin problemas.

Esta es la forma más directa para cocinar nuestra pizza llevándola directamente al horno, con tan solo colocar los ingredientes a gusto y hornear.

Una variante de este método para conservar la masa de pizza casera, es hornear la masa estirada durante unos 5 minutos aproximadamente, se deja enfriar y se la lleva al freezer o congelador. De esta manera, ya tenemos listas las pizzas pre-cocidas y listas para utilizarlas.