Saltar al contenido

Consejos de cocina de la Abuela

Todos algunas vez quisimos saber, cual era la técnica o la forma de realizar las recetas que nuestras abuelas nos cocinaban a nosotros. Por lo general se caracterizan por tener ese sabor especial a hogar e infancia, que nos llenan el alma con tan solo probar y saborear las comidas.

Consejos de cocina de la Abuela

Por eso, hoy les brindaremos algunos consejos de cocina de la Abuela, para que las recetas nos salgan iguales a como las hacían ellas. 

Trucos de cocina caseros

A continuación les vamos a contar algunas ideas de preparación y almacenamiento de alimentos, con el objetivo de mejorar el sabor y la consistencia de los platos. Además estos tips nos ayudarán a acelerar la cocción de nuestros platos, por ello los mejores consejos de cocina de la Abuela, serán revelados a continuación:

¿Cómo evitar que la cebolla nos haga llorar?

Cuando estamos por realizar alguna preparación que lleva cebolla, seguramente nos pasa que al cortarla se nos irritan los ojos y nos da ganas de llorar inconscientemente. Por eso, les vamos a brindar este consejo ideal para que no suceda esto.

Antes de picar la cebolla, la colocaremos en el freezer por aproximadamente 10 minutos. Transcurrido el tiempo, retiraremos el vegetal del congelador para poder seguir normalmente con nuestra preparación.

Te recomendamos: Truco para cocinar hígado, quitar el olor fuerte y dejarlo bien tierno

¿Cómo evitar que se nos rebalse el agua hirviendo de la olla?

Muchas veces nos ha sucedido que por estar realizando muchas cosas al mismo tiempo, se nos rebalsa el agua hirviendo de nuestra olla. Por eso, les vamos a brindar un consejo ideal para que esto no suceda y después no tengamos que estar limpiando todo lo que se mancho.

Lo que debemos hacer es, colocar arriba de la olla una cuchara de madera. Aunque no lo creamos, el agua no subirá y de esta forma ya tendremos a salvo nuestra cocina.

¿Cómo mejorar la condición de las hortalizas?

A todos nos suele pasar que algunos vegetales se nos marchitaron y por instinto optamos por tirarlos. Por eso, les traemos una solución para mejorar la condición de las hortalizas, sin necesidad de tener que descartarlas.

Lo primero que debemos hacer es, colocar en un bowl o recipiente de cocina, agua helada junto a la mitad de una papa cruda. Una vez hecho eso, incorporaremos nuestros vegetales y los dejaremos reposar por algunos minutos.

Transcurrido el tiempo, veremos que la condición de nuestras hortalizas mejoro mucho y volvieron a tener esas características crujientes y tensas.

¿Cómo quitarle la humedad a la sal?

La mayoría de veces nos pasa que la sal se nos humedece  por estar en contacto con el vapor de la comida cuando la condimentamos.

Por eso, les aconsejamos que dentro del frasquito donde colocamos la sal, le incorporemos unos granitos de arroz. Esta legumbre absorberá toda la humedad que contenga nuestra especia, y gracias a ello fluirá con más facilidad.

¿Cómo quitarle la cáscara al huevo sin que este se rompa?

Para quitarle la cáscara al huevo duro con mayor facilidad y sin que se nos rompa, le agregaremos a el agua donde se llevará a cabo su cocción, una rodaja de limón o una pizca de soda. Esto generará que la cáscara que cubre al huevo se desprenda sin dañarlo, debido a las propiedades que contienen estos productos.

¿Con que podemos suplantar el huevo en una receta de pastelería?

Muchas veces nos ha pasado de olvidarnos de comprar este ingrediente principal para llevar a cabo nuestra receta dulce. Por eso, hoy les brindaremos una solución fácil y rápida.

En suplencia del huevo, incorporaremos a la preparación media banana madura previamente pisada. Esto hará que nuestra receta agarre un poco de tonalidad y humedad, lo cual nos ayudará a llegar a un exitoso resultado.

¿Cómo sacarle lo salado a nuestra sopa o caldo?

A la mayoría de las personas nos paso que por estar dispersos o por algún accidente nos excedemos con la sal, la cual arruinará el resultado final de nuestra receta. Por eso, les traemos una solución.

Agregaremos una papa cruda en la sopa o caldo y lo dejaremos actuar durante 10 minutos para que se absorba la sal. Transcurrido el tiempo, retiraremos la papa y probaremos nuestra preparación, si notamos que sigue salada, repetiremos el proceso nuevamente con otra papa cruda hasta que todo vuelva a la normalidad.

¡Estos Consejos de cocina de la Abuela son geniales!