Saltar al contenido

¿Cómo saber si tu hijo es un niño cristal?

Un niño cristal podría sonar a preocupación para los padres si observa que su hijo tiene esas características, sin embargo y lejos de pensar así, quienes lo han vivido aseguran que la vida está poniendo ante ellos la maravillosa oportunidad de evolucionar como ser humano de una forma jamás imaginada.

De hecho, estamos hablando de un niño sumamente cariñoso, tranquilo, que difícilmente haga berrinches y hasta tiene empatía por los demás.

¿Cómo saber si tu hijo es un niño cristal?

Por ello, se refieren a estos niños como un cristal por ser transparentes y brillantes. Razón por lo cual, es importante conocerlos mejor y saber como tratarlos.

¡Te invitamos a ver este video de nuestro canal! ¡No te lo pierdas! 

Veamos a continuación algunas características que ellos tienen:

¿Cómo son los niños de cristal?

Ahora vamos a ver en detalles algunas de sus cualidades para aprender a conocerlos y a entenderlos:

La soledad no es un problema

Ellos se caracterizan por buscar la soledad y aún teniendo otros niños con quienes interactuar, sin embargo prefieren observar todo a su alrededor. Esto no significa que están mal o son tímidos, seguramente cuando los padres hablan con él o ella, pueden percibir que están bien y son felices.

Son pasivos

Otro aspecto de su personalidad es que no les gusta el conflicto, de hecho se alejan cuando comienza un problema por que no les gusta la confrontación.

Incluso, algunos tienen dificultades para entender por que otros pelean, ya que para ellos siempre está todo bien.

Discretos

Básicamente, el niño cristal es discreto y por ello, no le gusta llamar la atención. Al saber esto entendemos porque no siente la necesidad de gritar ni de hacer berrinches.

Son seres tan maravillosos que cuando necesitan hablar, lo hacen con dulzura, hablan en voz baja, tienen una mirada de paz, como la de un ángel.

Serenidad

Un niño de cristal es admirable por ser tranquilo y por irradiar paz, por ello transmiten equilibrio a quienes está a su alrededor. De seguro, es agradable estar en compañía de un niño así y te hace vibrar en la misma sintonía.

Son inteligentes

Son niños muy inteligentes y por ello, observan, en realidad han demostrado tener una intelecto superior a los demás niños. En realidad, son niños muy maduros para la edad que tienen.

Sensibilidad y dulzura

Si bien es cierto que tener sensibilidad es una cualidad positiva, en el caso de un niño cristal podría llevarlo a la tristeza con facilidad. Especialmente en situaciones que tiene que ver con maldad y violencia, son cosas que ellos no pueden soportar.

Por otro lado, se caracterizan por su dulzura, amabilidad y empatía al tratar a los demás. Incluso, con los animales se conmueven.

Ama la naturaleza

Sin duda alguna, el niño de cristal es amante de la naturaleza de la manera más extendida. Ama el universo en general y a todo lo que lo rodea, las plantas, el agua, el cielo, la tierra la naturaleza, se siente sumamente cómodo.

Cómo tratar a un niño de cristal

Ciertamente tener a un niño de cristal en casa es un privilegio, podemos aprender mucho porque mucho nos enseñan. Nos dan el ejemplo en lo que respecta a humanidad, son seres muy especiales.

Debemos dejarlos ser como ellos son, no obligarlos a estar con alguien cuando quieren estar solos. Ni decirles que es débil o cosas similares, no cometamos esos errores.

Los padres deben enfocarse en valorar sus cualidades positivas, darles amor y demostraciones de cariño, porque ellos son así siempre.

Algo sumamente importante es no sobre protegerlos de todos los males del mundo, debe aprender de las muchas cosas malas que ocurren como la violencia y la injusticia, es inevitable por que lo verá. Pero debemos darle garantía de que estará bien.

En vista de toda esta información, si nos damos cuenta de que nuestro hijo o hija tiene estas características, solo debemos aprender más para saber tratarlo y usar empatía que en definitiva nos humaniza a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.