Saltar al contenido

¿Cómo quitar el sabor amargo de la acelga?

La acelga es una de las hojas mas sanas para el consumo humano, aporta mucho en cuanto a vitaminas, minerales y otros beneficios que el cuerpo necesita.

Y lo mejor de esta es que puede ir en cualquier tipo de plato, ya sea en: tartas, ensaladas, pastas rellenas y un sin fin de platos para consumir en el ida.

Ahora bien, alguna vez nos ha pasado que al probarla esta desprenda un sabor un poco o bastante amargo. Por eso te voy a enseñar unos tips para tratar de evitarlo lo mejor posible.

A la hora de comprar vas a tener que observar:

Las Hojas

Para saber si son frescas y que no tienen ningún problema, necesitas ver las hojas. Estas tienen que ser pequeñas y con un color verde oscuro uniforme.

También fijarse si no esta picada por insectos o manchadas, las manchas por lo general se deben a enfermedades de la planta antes de cosecharlas y estas pueden ser muy amargas.

Las Pencas

Esta es una de las mas importantes, las pencas (o el tallo) tienen que ser estrechas, cortitas y cuando mas blancas mejor.

Como las hojas, estas no tienen que tener ninguna mancha o picadas por insectos.

Evitar las que ya están florecidas

Las acelgas con hojas muy grandes, ásperas, de color verde amarillento y con tallos fibrosos advierten de que la planta ya esta florecida o está a punto de hacerlo, lo que hace que sus pencas desarrollen un sabor muy amargo.

Trucos para sacar/tapar el sabor amargo

Cuando no queda otra y solo quedan acelgas con hojas y tallos muy grandes, estas son las que tienen mas probabilidad de que salgan amargas.

Para esto vamos a:

Lavarlas con agua caliente

Agarramos la acelga entera y la ponemos a lavar con agua caliente, masajeando desde la hoja hacia al tallo. Luego podemos cortar el tallo.

Luego de cortar el tallo, volves a lavarlas con agua caliente y masajeando la parte superior de la hoja hacia abajo donde estaba el tallo.

Cocinarlas 2 veces

Vamos a picar la acelga y la ponemos en una olla con bastante agua. Cuando esta hierva vamos a poner la acelga en el colador.

Agregamos agua limpia en la olla y metemos otra vez la acelga hasta que estén bien tiernas. Este truco suele ser mas efectivo pero al cocinarla dos veces se pierden algunas propiedades.

Enmascarar lo amargo con verduras dulces

Si la acelga es para rellenar alguna pasta o tarta, podes optar por acompañarla con verduras dulces, ya sea zanahoria, calabaza o choclo.

Siempre tratando de que haya un balance. Si haces el truco de bañarlas con agua caliente y mezclarla con algunas verduras dulces, podes tener un buen relleno el cual no tenga un sabor amargo.