Saltar al contenido

¿Cómo hacer para que los alfajores de maicena queden blandos?

Los alfajores de maicena son una verdadera delicia como pocas, por su textura suave y el relleno de dulce de leche hacen una combinación exquisita de sabores.

Lo mejor es que podemos elaborarlos en casa, fácil y sencillo podemos seguir la receta casera. Es una excelente opción para sorprender en una ocasión especial.

Además es ideal para acompañar un rico café o para la mesa dulce de los cumpleaños, una irresistible tentación para los más chicos pero también elegido por los grandes.

Para los que se preguntaron alguna vez como hacer para que los alfajores de maicena queden blandos, vamos a ver continuación una receta simple y fácil de elaborar en unos cuantos pasos.

Ingredientes

  • 200 gr. de Manteca
  • 150 gr. de Azúcar
  • 3 Yemas
  • 2 cditas. de Esencia de vainilla
  • 200 gr. de Harina
  • 300 gr. de Maicena
  • 2 cditas. de Polvo de hornear
  • 1/2 cdita. de Bicarbonato de sodio
  • c/n de Dulce de leche
  • c/n de Coco rallado

Preparación para los Alfajores de Maicena

  • En primer lugar, tamizamos y mezclamos los ingredientes secos, como la harina con la maicena, el polvo de hornear y el bicarbonato.
  • Seguidamente llevamos la manteca a punto pomada, porque es la consistencia ideal. Lo podemos lograr calentando y batiendo un poco la manteca durante algunos minutos, hasta alcanzar una consistencia intermedia.
  • Por otro lado, en un bowl vamos a mezclar el azúcar con la manteca y luego le añadimos las yemas y la esencia de vainilla.
  • Cuando tengamos estos ingredientes bien incorporados, de a poco le vamos a ir sumando los ingredientes secos previamente tamizados.
  • De seguro nos faltara humedad en la masa, por lo que se debe incorporar de a poco las claras que nos quedaron.
  • Tengamos presente que la masa no debe quedar muy suave, porque la vamos a trabajar.
  • Paso siguiente, comenzamos a estirar la masa con un palo de amasar sobre la mesada hasta lograr un espesor adecuado para las tapas de los alfajores.
  • Inmediatamente comenzamos a cortar las tapas con un molde del tamaño adecuado para alfajores.
  • Pre-calentamos el horno a 180º C, e introducimos la bandeja para que reciba la cocción durante unos 20 minutos aproximadamente o ya observemos que estén listos.
  • Recordemos que NO se deben dorar, de lo contrario nos quedarán secos.
  • Luego con la ayuda de una espátula retiramos las tapas y las dejamos en la mesada que se enfríen para comenzar a agregar el relleno.
  • Una vez que estén frías, comenzamos a rellenar las tapas con dulce de leche y dejamos que el dulce de leche se acerque a los bordes. La idea es que al pasarlos por el coco, les quede bastante cantidad en cada alfajorcito.

Recomendaciones:

  • Una sugerencia si es de nuestro gusto, se puede rellenar con una mermelada de fruta que más nos guste, se trata de una excelente opción para variar.
  • Un secreto para tener en cuenta es que los alfajores de maicena quedan mucho más ricos si los dejamos reposar de un día para otro.
  • Ya sea que el relleno sea de dulce de leche o de mermelada, es clave que el relleno sea espeso para que no se derrame y que no humedezca demasiado las tapas. Esto es fundamental porque al morder el alfajor, evitaremos que el relleno se desparrame por los costados.