Cómo hacer Panna Cotta de frutilla paso a paso

Cómo hacer Panna Cotta de frutilla paso a paso

La Panna Cotta es una deliciosa creación italiana que ha conquistado paladares de todo el mundo. Su textura sedosa y su sabor cremoso hacen de esta receta una opción sublime para quienes buscan un postre elegante y fácil de preparar.

Cómo hacer Panna Cotta de frutilla paso a paso
Cómo hacer Panna Cotta de frutilla paso a paso

En esta ocasión, te presentamos una versión única: Panna Cotta de Frutilla. La combinación de la suavidad de la panna cotta con la frescura de las fresas te transportará a un mundo de sabores exquisitos.

Cómo preparar Panna Cotta de frutilla

Para preparar este delicioso postre, vas a necesitar:

Ingredientes:

Para la crema:
-400 ml de crema de leche
-200 ml de leche
-125 g de azúcar
-1 cucharadita de esencia de vainilla
-12 g de gelatina sin sabor
Dulce de Frutilla:
-400 g de fresas limpias y cortadas
-2 cucharadas de azúcar
-2 cucharadas de agua

Preparación:

  1. Comienza remojando la gelatina en un poco de agua fría y déjala reservada. En una cacerola, mezcla la crema de leche, la leche, la esencia de vainilla y el azúcar.
  2. Lleva la mezcla a fuego medio, removiendo constantemente hasta que el azúcar se disuelva por completo. Retira del fuego justo antes de que hierva para evitar que la preparación se corte.
  3. Retira el exceso de agua de la gelatina y agrégala a la mezcla caliente de leches, azúcar y vainilla. Remueve bien para que la gelatina se disuelva por completo. Reserva hasta que alcance la temperatura ambiente.
  4. Vierte la mezcla en vasitos individuales o en un molde de vidrio. Lleva a la heladera por al menos 3 horas para que la panna cotta adquiera firmeza.

Te recomendamos: La receta de helado de frutilla casero más cremoso que les gusta a todos

Dulce de frutilla

  1. En una olla pequeña, ponemos las frutillas, el azúcar y el agua. Lleva estos ingredientes al fuego medio y deja hervir a fuego medio-alto durante 5 minutos hasta obtener un jarabe espeso.
  2. Retira del fuego y deja enfriar a temperatura ambiente. Tritura la mezcla con un tenedor o una licuadora de mano, para lograr un dulce espeso con pedacitos.
  3. Después de que la panna cotta se haya enfriado y endurecido, añade el dulce de fresas al gusto en la superficie. Agrega trozos de fresas para decorar y dar un toque fresco.

¡Listo! Tu postre Panna Cotta está listo para deleitar a tus invitados, de seguro que este delicioso postre se convertirá en el preferido de tu familia e invitados.

Deja un comentario