Como hacer Pan crujiente rápido en 5 minutos

El pan crujiente es una delicia con una corteza dorada y crocante que contrasta con una miga tierna y esponjosa.

Este tipo de pan no solo es delicioso, sino también versátil, ya que se puede disfrutar solo, acompañado de mantequilla, o como base para sándwiches gourmet.

Te recomendamos: Receta de pan de cebolla esponjoso sin harina de trigo en la licuadora

Preparar pan crujiente en casa puede parecer una tarea complicada, pero con la receta adecuada, puedes lograrlo en muy poco tiempo y sin complicaciones.

A continuación, te mostramos cómo hacer un pan crujiente rápido y fácil en solo 5 minutos de preparación, perfecto para cualquier ocasión.

Ingredientes

  • 340 ml de agua tibia
  • 60 ml de aceite vegetal
  • 10 gramos de levadura seca
  • 600 gramos de harina
  • 8 gramos de sal

Preparación

  1. Coloca 340 ml de agua tibia en un bol grande, añade 60 ml de aceite vegetal y 10 gramos de levadura seca. Mezcla bien hasta que la levadura se disuelva completamente.
  2. Agrega 600 gramos de harina tamizada y 8 gramos de sal al bol con la mezcla líquida. Mezcla todos los ingredientes con una cuchara de madera hasta que se forme una masa homogénea.
  3. Engrasa ligeramente la superficie de trabajo con aceite vegetal. Vuelca la masa sobre la superficie y amasa durante unos minutos hasta obtener una masa suave y elástica. Forma una bola con la masa.
  4. Engrasa un bol grande con un poco de aceite vegetal y coloca la masa dentro. Cubre el bol con papel film o un paño limpio y deja reposar en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que la masa haya doblado su tamaño.
  5. Después de que la masa haya reposado, coloca la masa sobre la superficie de trabajo engrasada. Divide la masa en tres porciones iguales. Forma bolas con cada porción y luego dales forma de cilindro.
  6. Coloca las porciones de masa en una bandeja para hornear forrada con papel de horno. Cubre con un paño y deja reposar durante 20 minutos más.
  7. Precalienta el horno a 180°C (356°F). Rocía ligeramente las porciones de masa con agua y espolvorea un poco de harina por encima. Haz pequeños cortes en diagonal en la superficie de cada pan con un cuchillo afilado.
  8. Hornea los panes durante 25-30 minutos, o hasta que estén dorados y suenen huecos al golpear ligeramente la base. Retira los panes del horno y déjalos enfriar sobre una rejilla antes de cortarlos y servirlos.

Consejos

  • Utiliza harina de alta calidad

Prefiere harina de fuerza o harina de panadero, ya que contienen más gluten, lo que ayuda a que el pan tenga una estructura más firme y una textura más crujiente.

  • Permite que la masa fermente el tiempo suficiente

Un tiempo de fermentación adecuado desarrolla el sabor y la estructura del pan. Una fermentación más larga también puede ayudar a que el pan tenga una corteza más crujiente.

  • Deja que el pan se enfríe completamente

Coloca el pan sobre una rejilla antes de cortarlo. Cortarlo demasiado pronto puede hacer que la corteza se ablande.