Cómo hacer mermelada de cereza sin azúcar

Disfrutar de una mermelada deliciosa y ligera es posible con esta receta de mermelada de cerezas sin azúcar. Perfecta para quienes buscan una opción más saludable, esta mermelada conserva todo el sabor de las cerezas sin la necesidad de añadir azúcar.

A continuación, te comparto cómo prepararla, manteniendo los ingredientes originales y añadiendo algunos consejos para un resultado perfecto.

Ingredientes

  • 1 kg de Cerezas frescas
  • Jugo de 1 limón
  • 2 Manzanas
  • Edulcorante: opcional

Preparación

  1. Preparación de las cerezas: Lava bien las cerezas, quítales el tallo y deshuésalas. Puedes utilizar un deshuesador de cerezas para hacer el proceso más rápido y sencillo.
  2. Preparación de las manzanas: Lava las manzanas, quítales el corazón y córtalas en trozos pequeños. No es necesario pelarlas, ya que la pectina natural presente en la piel ayudará a espesar la mermelada.
  3. Cocción inicial: En una olla grande, coloca las cerezas y las manzanas troceadas. Añade el jugo de limón, que ayudará a mantener el color vibrante de las cerezas y actuará como conservante natural.
  4. Cocción a fuego lento: Cocina a fuego medio hasta que las frutas estén suaves, removiendo ocasionalmente para evitar que se peguen al fondo. Este proceso puede tardar entre 30 a 40 minutos.
  5. Triturado de la mezcla: Una vez que las frutas estén bien cocidas y suaves, utiliza una batidora de mano o un pisapapa para triturar la mezcla hasta obtener una consistencia uniforme. Si prefieres una mermelada con trozos de fruta, puedes triturar parcialmente.
  6. Reducción de la mermelada: Continúa cocinando la mezcla a fuego lento hasta alcanzar la consistencia deseada. La mermelada estará lista cuando al colocar una pequeña cantidad en un plato frío, esta se mantenga firme sin extenderse.
  7. Envasado: Vierte la mermelada caliente en frascos de vidrio esterilizados, dejando un pequeño espacio en la parte superior. Cierra los frascos herméticamente y colócalos boca abajo para crear un vacío natural mientras se enfrían.

Te recomendamos: Mermelada casera sin azúcar, solo lleva 2 manzanas y algunas naranjas

Consejos Adicionales:

  • Añadir especias: Para darle un toque especial, puedes añadir una rama de canela o un poco de extracto de vainilla durante la cocción. Esto le dará un aroma y sabor único a la mermelada.
  • Conservación: Guarda los frascos en un lugar fresco y oscuro. Una vez abiertos, mantenlos en la heladera y consúmelos en un plazo de una semana para disfrutar de su máxima frescura.
  • Prueba de consistencia: Si no estás seguro de la consistencia de la mermelada, coloca una cucharadita en un plato frío y déjala reposar unos minutos. Inclina el plato; si la mermelada se mantiene firme, está lista. Si está líquida, continúa cocinando unos minutos más.

Disfruta de esta mermelada de cerezas sin azúcar en tus tostadas, yogur o incluso como relleno de postres. ¡Una delicia saludable para cualquier ocasión!