Saltar al contenido

Cómo hacer escabeche de berenjenas con zanahoria y cebolla

El escabeche, es un tipo de adobo que se prepara con aceite o vinagre con el propósito de conservar por un tiempo largo determinados alimentos, como pescados o vegetales.

De hecho, las verduras en escabeche son muy sabrosas. Por lo que es una excelente manera de incorporar las verduras en nuestra alimentación.

Las berenjenas ofrecen varias e interesantes posibilidades culinarias. Se pueden rellenar y usar su propia cáscara como plato de presentación y otras tantas variantes.

Cuando tengamos berenjenas en nuestra cocina y no se nos ocurra como cocinarlas, prepararlas al escabeche es una excelente opción.

Así que cuando tengamos berenjenas en nuestra cocina y no sepamos que hacer, ya tenemos una propuesta diferente para degustarlas al máximo.

A continuación la receta con sus ingredientes y toda la preparación:

Ingredientes

  • 3 Berenjenas
  • 3 Zanahorias medianas
  • 3 Cebollas
  • 2 hojas de Laurel
  • 1 pizca de Pimienta negra en grano
  • 1 pizca de Sal gruesa
  • 2 dientes de Ajo
  • 2 rodajas de Limón
  • 1 vaso de Aceite
  • 1 vaso de Vinagre blanco
  • 1 vaso de Agua

Preparación

  • Comenzamos cortando las berenjenas en rodajas de 1 cm. aproximadamente, ni muy gruesas ni muy finas.
  • Luego las colocamos en un colador y las cubrimos con sal gruesa durante 1 hora para que suelte todo el agua posible.
  • Mientras tanto, en una olla a fuego moderado vertemos los ingredientes líquidos como el vaso de aceite, de vinagre blanco y de agua.
  • También le añadimos 2 cucharadas de sal gruesa y las zanahorias cortadas en rodajas, mezclamos todo y dejamos cocinar.
  • Cuando las zanahorias estén tiernas, pasamos a incorporar las cebollas en rodajas y de limón. Además le sumamos las hojas de laurel, los dientes de ajo enteros y los granos de pimienta negra.
  • Cuando observemos que no les falte mucho para cocinarse, es momento de agregar las berenjenas previamente lavadas.
  • Dejamos que se cocinen hasta que las berenjenas estén blandas.
  • ¡Al completarse la cocción estarán listas para servir y disfrutar!

Trucos y Consejos

  • Para quitar el sabor amargo de las berenjenas, hay que cortarlas en rodajas, salarlas con sal gruesa por ambas caras y colocarlas sobre una rejilla de cocina durante 30 minutos como mínimo. Allí se formarán unas gotitas en la superficie, que es parte de los jugos que salen al exterior. De esta manera, se disminuye el punto amargo.
  • Como las berenjenas son un ingrediente muy versátil, podemos freír unas rodajas de berenjena sin rellenar, pero hay que darle una capa de protección, ya sea de harina o de harina y huevo. La razón de esto es que al ser muy esponjosas, absorben con mucha facilidad la grasa de la fritura, y el rebozado evita que las berenjenas absorban tanto aceite.

Fuente: Recetasgratis.net