Saltar al contenido

¿Cómo hacer arroz hervido para dolor de barriga?

Es interesante notar como aunque pasen los años seguimos valiéndonos de alimentos que además sirven para aliviar malestares físicos, de hecho lo utilizaban nuestras abuelas y actualmente siguen siendo tan efectivos como antes.  Tal es el caso de el arroz hervido para dolor de barriga.

Por ejemplo, cuando nos dolía la panza de niños, siempre se nos daba arroz hervido. De hecho, en un par de días consumiendo este arroz especial en una dieta rigurosa, se nos aliviaban estos malestares.

Arroz hervido para dolor de barriga

Muchas veces nos sucede lo mismo, cuando después de estar varios días ingiriendo mucha cantidad de comida sin cuidarnos. Es muy común para las fiestas de fin de año, cuando viajamos o estamos de vacaciones, nos liberamos un poco en lo que comemos y lamentablemente después lo padecemos.

Inclusive es común que nos afecte una gastroenteritis o una gripe intestinal, y por eso se nos someta a una dieta y a alimentos más saludables.

Veamos a continuación como preparar adecuadamente este plato tan simple pero que tiene sus propios secretos.

Te puede interesar: Remedios caseros para eliminar parásitos intestinales

Ingredientes

  • 1/4 de una Cebolla (picada)
  • 1/2  Tomate grande o 2 pequeños (cortado a tu gusto)
  • 1 Zanahoria  (pelada y cortada en rodajas)
  • 1 trozo de pollo cortado
  • 1 chorrito de Aceite
  • 1 diente de Ajo
  • Un poco de sal
  • 1 taza de Arroz
  • 3 tazas de Agua

Preparación del arroz hervido para dolor de barriga

  • Comenzamos colocando en la olla, la cebolla picada, el tomate cortadito, la zanahoria, el trozo de pollo y los condimentos, como el aceite, el diente de ajo picado y una pizca de sal a gusto.
  • Luego le agregamos el agua hasta que cubra todo y un poco más, teniendo en cuenta que le vamos a sumar el arroz. Dejamos que hierva la mezcla.
  • Una vez que comienza a hervir las 3 tazas de agua agregamos el arroz, bajamos el fuego y tapamos la olla.
  • Vamos vigilando la cocción del arroz, cuando observemos que el arroz está cocido, retiramos la olla del fuego y lo dejamos reposar durante unos 5 minutos aproximadamente.
  • De esta forma, ya tenemos listo para disfrutar de esta plato saludable.
  • Tengamos presente que podemos añadir más de 3 tazas de agua, depende de la consistencia que deseamos darle.
  • Finalmente como toque final de sabor, podemos agregar un chorrito de jugo de limón al arroz hervido, queda a nuestro gusto personal.

El arroz blanco hervido es apto para todos

  • No solo cuando estamos mal de la barriga o el estómago debemos consumir arroz hervido, también es recomendable integrarlo en nuestra dieta diaria. Sabemos que podemos disfrutarlo y beneficiarnos de este ingrediente tan versátil, como guarnición o como plato principal.
  • Existen dos claves para que el arroz blanco quede en su punto: el tiempo y la proporción. Si cocinas el arroz blanco en poco tiempo probablemente quede al dente, un estado que a diferencia de lo que sucede con las pastas, no suele ser el más recomendable. Por otro lado, si cocinas del arroz durante mucho tiempo, lo que provocarás es que los granos se peguen entre sí y queden con una textura blanda y gomosa, un tanto desagradable al paladar.
  • Sin duda alguna, todos conocemos los beneficios de tomar arroz blanco hervido con un poco de aceite y sal tras una diarrea. Lo digestivo que resulta y la suave acción astringente que posee al carecer de fibra, hacen del arroz un alimento recomendable para recuperar la mucosa intestinal tras una gastroenteritis.