Saltar al contenido

Cómo desinfectar la LECHUGA – 5 métodos

La Lechuga, es sin duda alguna, un vegetal muy utilizado en la cocina. De hecho, la preparamos como parte de una rica ensalada fresca o bien, acompañando carne, pollo o pescado. Ahora bien, nos estaremos preguntando, cómo desinfectar la lechuga.

Además nos brinda muchos beneficios al organismo, inclusive ayuda a combatir la anemia, el colesterol alto, regula los niveles de azúcar en la sangre, evita el estreñimiento, entre otros aportes.

Cómo desinfectar la lechuga

Sin embargo, debemos decir que la lechuga puede causarnos enfermedades graves si no la lavamos bien. De hecho, puede suceder sino la desinfectamos correctamente puede traer consigo microorganismos no saludables.

Tengamos presente que la lechuga sea que la compremos en forma normal o la recolectemos en casa, puede traer consigo restos de tierra y de abono que contiene microorganismos.

Te puede interesar: Propiedades medicinales de la lechuga

Veamos cual es la forma adecuada de hacerlo correctamente:

1) Cómo desinfectar la lechuga sin químicos

Para desinfectar la lechuga sin ningún tipo de químicos:

La lechuga se lava, justo antes de consumirla:

  • Se recomienda nunca lavar este vegetal antes de guardarlo, la razón se debe a que el exceso de humedad acelera su deterioro.

Lavarse muy bien las manos:

  • Es fundamental el aseo intenso de las manos con jabón y abundante agua, durante 20 segundos al menos.

Se debe limpiar meticulosamente la superficie donde cocinamos y los utensilios:

  • Importantísimo paso, la limpieza previa de la superficie e inclusive los utensilios. Por ejemplo: la tabla, colador, cuchillo, mesa, etc. Además es esencial evitar la contaminación cruzada, es decir tener una tabla para las verduras, otra para la carne y otra para el pescado.

Deshojar la lechuga, lavar y desinfectar:

  • Ante todo, se sacan las hojas sin maltratarlas y las sumergimos en un recipiente con agua y vinagre.

Tiempo de remojo:

  • El tiempo de reposo no debe durar más de 15 a 20 minutos, luego frotamos las hojas con las manos hasta que no queden ningún rastro de suciedad.

Enjuagar abundantemente debajo de la canilla:

  • Luego de desinfectarlas en vinagre, se deben enjuagar con abundante agua debajo de la canilla, dejándola correr generosamente. Se trata de asegurarnos de efectuar una verdadera limpieza.

Eliminar las hojas marchitas:

  • Nada de esto se debe dejar, eliminar por completo las hojas marchitas o negras a punto de descomponerse. Es una manera de proteger las hojas que se encuentran saludables.

Antes de servir la lechuga, hay que secar las hojas

  • Esto lo podemos hacer utilizando un colador o secándolas en papel de cocina, y después lo servimos como más nos gusta.

2) Cómo desinfectar lechuga con vinagre

Como sabemos el vinagre blanco contiene propiedades antimicrobianas, por eso se utiliza para higienizar superficies y hasta eliminar la grasitud. Obviamente, también desinfecta los vegetales, no es tóxico y es una excelente forma de desinfectar la lechuga sin químicos.

  • Se prepara en un recipiente grande con agua y vinagre, lo hacemos en partes iguales, es decir por ejemplo: 250 ml de cada uno.

3) Cómo desinfectar lechuga con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es para múltiples uso, entre los que se destaca su poder antimicrobiano. Por lo cual, es muy efectivo para desinfectar la lechuga de forma natural. Porque no es tóxico y no deja un sabor desagradable en las verduras, de hecho es el mejor antiséptico, veamos como prepararlo:

  • En un recipiente vertemos 1 litro de agua tibia a caliente y un par de cucharaditas de bicarbonato de sodio.
  • Podemos emplear esta preparación casera siempre y acompañando el procedimiento completo para desinfectar la lechuga.

4) Cómo desinfectar lechuga con limón

El limón es un buen antiséptico natural por su alto nivel de acidez que cambia el pH en las células bacterianas:

  • Comenzamos lavando muy bien los limones, frotando las cáscara con un cepillo si así lo queremos, luego enjuagamos con abundante agua de la canilla y lo desinfectamos.
  • Paso siguiente, depositamos en un bol grande 1 litro de agua y ¼ o ½ litro de zumo de limón.
  • Para terminar, aplicamos los pasos para desinfectar la lechuga.

5) Cómo desinfectar lechuga con agua oxigenada

El peróxido de hidrógeno o agua oxigenada tiene propiedades germicidas, por lo que es capaz de eliminar microorganismos por oxidación. No resulta toxico y elimina muchos microorganismos.

  • En un recipiente grande colocamos 1 litro de agua con ½ taza de agua oxigenada (de 10 volúmenes, la de uso médico).
  • Luego seguimos el método para limpiar profundamente la lechuga.

Este método de desinfectar la lechuga no hace daño, pero recomendamos los remedios anteriormente mencionados, de hecho son mucho más seguros. Una vez que se desinfectada la lechuga, ya estaría lista para ser utilizada como más nos guste en nuestras recetas preferidas.