Cómo afilar un cuchillo sin afilador

Cómo afilar un cuchillo sin afilador

Generalmente tenemos en nuestra cocina muchos utensilios que no están en condiciones adecuadas para ser utilizados, por ejemplo: quizás les falte el mango o estén flojos, ya sean los cubiertos y especialmente la variedad de cuchillos, por que están sin afilar. La cuestión es, qué solución le damos o cómo afilar un cuchillo sin afilador.

Ciertamente es una tarea simple pero los descuidamos, quizás porque nos olvidamos o porque ya no anda el clásico afilador que pasaba por la calle y nos recordaba de afilar nuestros cuchillos.

Cómo afilar un cuchillo sin afilador

Te recomendamos: Tu cocina será mucho más brillante, sin dañar tus manos y uñas.

Más allá de las razones que tengamos, hay que poner los cuchillos en condiciones aptas. Para ello, a continuación veremos algunos trucos o soluciones caseras para dejar nuestros cuchillos en condiciones perfectas:

Cómo afilar un cuchillo sin afilador

Para empezar, aprendamos a valernos de trucos sencillos que tenemos al alcance de nuestra mano:

1) Otro cuchillo

Este método se trata de un clásico que no falla nunca y ayuda mucho a salir del paso, lo haremos con la ayuda de otro cuchillo. Es decir, deslizamos la hoja del cuchillo sobre otro y se repite el procedimiento las veces que sean necesarias, de ambos lados.

Un truco fácil y que solo requiere de algunos minutos, con poco esfuerzo.

2) Con una taza

Este truco también es muy simple pero efectivo, con solo colocar la taza boca abajo, después deslizamos el cuchillo por su borde rápidamente. Tengamos en cuenta que la taza puede ser de cerámica pero su base deber ser porosa, porque será utilizada para afilar.

Recordemos, el ángulo de la hoja del cuchillo respecto a la base de la taza, debe quedar entre 20 a 30 grados. Es decir, lo pasamos del ambas caras donde está el filo del cuchillo y las veces que sean necesarias.

3) Con una botella de cristal

Para este método vamos a buscar una botella de cristal vacía, quizás una botella de vino o de cerveza serian de mucha utilidad.

Sencillamente debemos hacer cortes en la boca de la botella con el cuchillo que no está afilado, después de varios intentos observaremos que el cuchillo va recuperando su filo. De hecho, repitamos las veces que sea necesario esta operación para obtener un excelente filo.

Lo mismo hacemos con todos los cuchillos que lo requieran.

Cómo lograr que duren por más tiempo los cuchillos afilados

Una vez que ya tengamos los cuchillos en condiciones, lo que deseamos es alargar su vida útil. Como primer consejo, hay que saber manipularlos a la hora de cocinar como así también al limpiarlos.

  • Nunca debemos meterlos en el lavaplatos, es un ejemplo. La razón se debe a que las altas temperaturas lo va a desafilar. Además, pensemos en el mango si es de madera o de plástico, no aguantará el calor. Una regla que aplica para los demás utensilios.
  • Con respecto a la manipulación de los cuchillos, recordemos que son delicados al igual que su filo, por eso debemos lavarlos por separados. Y relacionado con esto, guardarlo de manera individual.
  • Tampoco es valido afilarlos cuando ya están totalmente desafilados, hay que hacerles un mantenimiento adecuado y regular.
  • Otra recomendación es usar tablas para cortar, donde el cuchillo se lo pueda trabajar en una buena base.

¡Apliquemos todos estos consejos y recomendaciones, para cocinar de la mejor manera con cuchillos bien afilados!

Deja un comentario