Saltar al contenido

Budín de limón glaseado

Exquisito y esponjoso Budín de limón glaseado, la mejor compañía para disfrutar de unos ricos mates o un delicioso café.

Un clásico casero, económico y fácil de elaborar en unos cuantos pasos. Además de al ser de limón puede combinarse suavemente con chocolate o alguna otra decoración.

Pero en este caso va con un glaseado suave que conquistara cualquier paladar, ideal para el desayuno o la merienda.

A continuación se alistan los ingredientes necesarios y el paso a paso de toda su preparación:

Ingredientes

  • 8 Huevos
  • 330 gr. de Azúcar
  • 600 gr. de Harina
  • 20 gr. de Polvo para hornear
  • 125 gr. de Manteca
  • 60 cc. de Jugo de limón

Para el glaseado:

  • 4 cdas. de Azúcar impalpable
  • 2 Limones

Preparación

  • En primer lugar, batimos los huevos junto al azúcar en un bowl hasta integrar ambos ingredeintes. Se puede hacer con un batidor eléctrico o bien con un batidor manual.
  • Lo batimos hasta que logremos que la mezcla comience a ponerse blanca y su cantidad haya duplicado su volumen.
  • Cuando alcancemos este punto, vertemos la manteca previamente derretida y batimos nuevamente para incorporar. Pero lo hacemos suavemente para no bajar su volumen.
  • Seguidamente le añadimos el jugo de limón y nuevamente batimos con mucho cuidado.
  • Continuamos sin dejar de batir, le sumamos la harina de a poco junto a la levadura y batimos hasta que todo este bien integrado.
  • Elegimos un molde enmantecado y enharinado donde volcamos la mezcla.
  • Luego lo llevamos a horno moderado durante unos 40 minutos aproximadamente de cocción o hasta que se dore.
  • Cuando se complete la cocción, lo retiramos del horno y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Preparación del glaseado:

  • Comenzamos colocando en un recipiente el jugo de limón y las 4 cucharadas soperas de azúcar impalpable, para mezclar enérgicamente ambos ingredientes.
  • Cuando completemos el batido del glaseado, lo volcamos al bizcochuelo o budín y dejamos que se enfríe. Mientras esto sucede, se llegará a endurecer y el glaseado estará listo.
  • ¡Listo para servir y degustar este Budín de limón glaseado tan tentador!

 Trucos y Consejos

  • Una recomendación es preparar el budín un día antes, la razón se debe a que cuando van pasando las horas los budines o bizcochuelos van ganando contextura y quedan mucho más firmes y ricos.
  • Este y cualquier tipo de budín, sin el glaseado, se puede freezar una vez tibio o más bien frío, envuelto en papel film. Se mantiene hasta 3 meses y cuando se desea consumir se puede descongelar bajándolo la noche anterior o en horno a muy baja temperatura. La idea del horno es si estás muy muy apurado porque en realidad se descongela solo bastante rápido.

Consejos para el glaseado:

El glaseado es el toque final de la pastelería, por lo cual hay ciertas recomendaciones:

  • El glaseado que no se esté utilizando, lo cubrimos con papel film o simplemente una bolsita de nylon. O bien alguna cosa para que no se forme una capa seca en la parte superior, esa es la idea.
  • También se puede cambiar el jugo de limón por una cucharadita de extracto de vainilla o inclusive de ron, para darle un toque de sabor diferente.
  • Además se puede cambiar el jugo de limón por cualquier cítrico y así cambiar de sabor.
  • Otra sugerencia a tener en cuenta, el glaseado se puede congelar sin problema y se puede tener hasta 3 meses congelado. Para usarlo hay que sacarlo el día anterior del congelador y mantenerlo en la heladera.