Bondiola de cerdo al horno con papel aluminio

Bondiola de cerdo al horno con papel aluminio

En el mundo gastronómico, la bondiola de cerdo al horno con papel aluminio, es como una obra maestra de simplicidad y sabor.

Este corte jugoso y lleno de textura, sazonado con aromas irresistibles, se cuece a fuego lento y se sella en su jugo con la ayuda del aluminio.

El resultado es una experiencia gastronómica que combina la ternura de la carne de cerdo con la practicidad de la cocción al horno.

En esta exploración culinaria, desvelaremos el arte de preparar una bondiola de cerdo al horno, revelando los secretos para obtener un plato que cautivará los paladares y hará las delicias de cualquier mesa:

Ingredientes

  • 1 Bondiola de cerdo (aproximadamente 1.5 kg)
  • 4 Dientes de ajo (picados)
  • 2 cdas de Aceite de oliva
  • 1 cda de Pimentón ahumado
  • 1 cdita de Comino
  • 1 cdita de Tomillo seco
  • Sal y pimienta al gusto
  • Papel aluminio.

Preparación, paso a paso

  1. Preparación de la Bondiola:

    Precalienta el horno a 180°C. Lava y seca la bondiola con papel de cocina.

  2. Marinado de Aromas:

    En un tazón pequeño, mezcla el aceite de oliva, el ajo picado, el pimentón ahumado, el comino, el tomillo seco, la sal y la pimienta. Esta mezcla de aromas será la clave para realzar el sabor de la bondiola.

  3. Aplica el Marinado:

    Unta la bondiola con la mezcla de marinado, asegurándote de cubrir todas las superficies. Masajea la carne para que los sabores impregnen profundamente.

  4. Envuelve en Papel Aluminio:

    Coloca la bondiola en el centro de una hoja grande de papel aluminio. Vierte cualquier exceso de marinado sobre la carne. Envuelve la bondiola completamente con el papel aluminio, asegurándote de sellar bien los bordes.

  5. Horneado a Fuego Lento:

    Coloca la bondiola envuelta en una bandeja para horno y hornea a 180°C, durante aproximadamente 2.5 a 3 horas. El papel aluminio sellará los jugos, cocinando la carne lentamente hasta alcanzar una textura tierna.

  6. Desenvuelve para Dorar:

    Pasado el tiempo de cocción, abre el papel aluminio y vuelve a colocar la bondiola en el horno por unos 15-20 minutos adicionales para que la superficie se dore y adquiera un color apetitoso.

  7. Deja Reposar y Corta:

    Retira la bondiola del horno y déjala reposar por unos minutos antes de cortarla en rodajas. Esto permitirá que los jugos se redistribuyan y la carne conserve su jugosidad.

  8. Sirve y Disfruta:

    Coloca las rodajas en un plato y sirve esta bondiola de cerdo al horno con su jugosidad intacta. Acompaña con guarniciones de tu elección y sorprende a tus comensales con un plato magníficamente cocido.

Con esta receta, transformarás una simple bondiola de cerdo en un plato asombroso, donde la combinación de sabores y la textura tierna se fusionan para crear una experiencia culinaria inolvidable. ¡Buen provecho!

Te sugerimos: Bondiola de cerdo al horno: sabrosa, jugosa y para cortarla con cuchara (más no podés pedir)

Deja un comentario