Bife a la plancha

El bife es uno de los principales platos de la cultura gastronómica de la Argentina. Es una receta sencilla, nutritiva, rápida de elaborar, deliciosa y económica. Para preparar bife a la plancha puede escogerse diversos cortes de carne, como costilla, angosto, paleta, lomo o bife de chorizo; el hecho, es que debe ser un corte tierno. Ésta es perfecta para una ocasión especial, un almuerzo corriente o alguna cena.

Es importante tener en cuenta que los bifes, ya sea para una o dos personas, deben cortarse entre dos y tres centímetros, si son más anchos debe usarse una parrilla al cocinarlos.

Ingredientes:

-Un bife (por persona)

-Aceite (unas cuantas gotas)

-Sal (la cantidad necesaria)

 

Preparación:

  1. Lavar el bife y extraerle cuidadosamente el exceso de grasa que tenga. Si se desea, puede reservarse un poco de ésta.

  2. Calentar la plancha para bifes (preferiblemente si ésta es surcada)

  3. Cuando la plancha agarre calor, ungirla con la grasa que se apartó previamente o con unas gotas de aceite (el de preferencia)

  4. Colocar uno o dos bifes en la plancha para que ésta no se enfríe. Cambiar de costado y de sentido frecuentemente, con esto se evita que la carne exterior se queme. Cuando el bife expulse jugo o sangre es el momento ideal de darle vuelta.

  5. Cuando uno de los dos costados esté bien cocido, echarle sal y cuando el otro se encuentre listo, hacer exactamente lo mismo; ya que si se sala antes de sellar, se salen los jugos del bife y éste termina quedando seco y duro.

  6. El instante de retirar la carne es el que sea escogido por cada consumidor. Sin embargo, se recomienda que quede dorado por fuera y rojo (o rosado) en el interior.

  7. Servir caliente.

Para acompañar, comúnmente se utiliza cualquier verdura –ya sea cocida o cruda-, legumbres, puré de papas, papas fritas, arroz o cualquier clase de ensalada. Y ni hablar si le agregamos un poco de chimichurri como el de la foto mmm! se los recomiendo 🙂