Saltar al contenido

Arrollados de jamón y queso ¡fáciles de preparar! ¡ideal para la picada!

Hoy te traemos una rica receta para los que aman lo salado: unos ricos arrollados de jamón y queso, algo sencillo de hacer y que no lleva tanto ingredientes.

Es perfecta para: ir picando mientras esperas el asado o también para picar en la noche con tus amigos y/o familiares con una rica cerveza.

Quizá parezca algo complicado al principio, pero al hacerla unas dos o tres veces bastan para que quede perfecta y vas a tener en cuenta que ingredientes necesita así se adapta a tu gusto.

Para estos ricos arrollados vamos a necesitar:

Ingredientes

Para la Masa

500 ml. de Agua

150 ml. de Aceite de Girasol

4 Cdas. de Azúcar

1 Cda. de Sal

20 gr. de Levadura seca

1 kg. de Harina 000

Para el Relleno

500 gr. de Muzzarella en fetas

500 gr. de Jamón en fetas

300 gr. de Puré de Tomate

2 Tomates Peritas

Decoración (opcional)

2 Yemas de Huevo

Orégano a gusto

Preparación

Para empezar agarramos un bol y ponemos el agua, el aceite, el azúcar, la sal y la levadura. Mezclamos bien con un batidor o con la mano misma por unos 5 minutos.

Luego vamos a ir colocando la harina de a poco mientras mezclamos. Cuando te quedes sin harina, ahí es el momento de mezclar bien hasta tener un masa sin dejar rastros de harina.

Ahora se viene un amasado con aceite ( esto es para que la masa quede lo mas suave posible), en la mesa vamos a tirar un chorrito de aceite.

Dejamos la masa en la mesa y empezamos amasar hasta que el aceite se haya integrado bien en la masa, la tapamos con un repasador y dejamos que descanse por 30 minutos.

Con la masa descansada, vamos a cortarla a la mitad y la estiramos en forma de rectángulo hasta que tenga un grosor de 0,5 cm aproximadamente.

Si notas que te quedo medio deformado de un lugar, lo cortamos para tener un rectangulo lo mas parejo posible. Esto es mas que nada para que midas el relleno y quede lo mas centrado posible.

Luego colocamos las fetas de jamón y queso, primero hacemos una fila de jamón y por arriba vamos poniendo el queso (acordate de que te queda medio kg. de masa para rellenar).

Con los tomates que te pedí, vamos a picarlos en cuadraditos y lo mezclamos con el puré de tomate. Vamos colocando de a cucharadas la mezcla arriba de la muzzarella.

Y simplemente enrrollamos o doblamos, hasta que tenga forma de arrollado y lo cortamos a la medida que quieras. Una vez repitas el paso con toda la masa y el relleno solo falta cocinarlas.

Para eso necesitamos una placa, la vamos enaceitando y vamos colocando los arrollados. Siempre tratando de que queden algo separadas.

Ya colocados, podes llevarlos directamente al horno. Pero lo mejor es dejarlos descansar por al menos unos 30 minutos, esto ayuda a que salgan bien esponjosos.

Una vez descansados, los vamos a pincelar con la yema de huevo por toda la superficie y espolvoreamos el orégano a cada uno de los arrollados.

Lo mandamos al horno a unos 180ºC. La cocción va dependiendo de varios factores, así que lo recomendable seria sacarlos cuando ya estén dorados tanto la parte de arriba como la de abajo.

Cuando la sacamos del horno, la dejamos que se templen por unos 15 minutos. Y ya tendrías unos ricos arrollados de jamón y queso para disfrutar.

Como ya dijimos en la parte de arriba, una vez que te sepas la receta de memoria le podes poner lo que vos quieras. Un ejemplo que no te podes perder es sumarle panceta ahumada y el queso azul, este dúo en forma de relleno le va a dar un sabor único.