Árbol de Jade cuidados necesarios para que sea eterno

Árbol de Jade cuidados necesarios para que sea eterno

La Crassula ovata, comúnmente conocida como Árbol de jade, es una de las suculentas más buscadas por los amantes de esta especie de plantas.

Su tronco leñoso y sus hojas de un verde intenso, hacen que al verlo recordemos la forma de un bello árbol. Muchos dicen que el que posea una de estas plantas, será dueño de una vida exitosa y de abundancia sin fin.

Lo cierto es que lo creamos o no, debemos reconocer que es una suculenta hermosa y muy llamativa, sus cuidados son simples y es de muy rápido crecimiento.Árbol de Jade cuidados necesarios para que sea eterno

Si bien es cierto que cuidar de un árbol de jade es muy sencillo, recordemos que toda planta tiene sus secretos para crecer sana y vigorosa.

Por ello te vamos a contar como son los cuidados del árbol de jade, para que puedas tener una y llenar tu hogar de vida y armonía.

Cuidados de la planta árbol de Jade

Los árboles de jade son unas de las suculentas más fáciles de cuidar, sin embargo hay ciertos detalles que son necesarios a tener en cuenta para que este arbolito se desarrolle correctamente.

Los cuidados del árbol de jade en maceta o en tierra directa, siempre serán los mismos. Si te preguntaste alguna vez como cuidar una planta jade correctamente, pasaremos a contarte 5 cuidados fundamentales a tener en cuenta:

1- Luz

La luz es un elemento esencial para el crecimiento de esta planta, puede ser luz directa o semi-directa pero no le debe faltar.

La diferencia de exponerlo al sol se hará rápidamente notable, si esta expuesto sus hojas se harán de color verde claro brillante y con bordes rojizos. Si no recibe luz directa y esta a semi-sombra, sus hojas se tornarán brillosas pero de un color verde oscuro intenso.

Así que cuando busquemos el lugar ideal para ubicarla, te aconsejamos que la coloques cerca de una ventana o directamente en el exterior. Ahora bien si la tenemos afuera, debemos tener cuidado de tenerla expuesta en horarios picos, en donde el sol es más fuerte, ya que corremos el riesgo de que sus hojas se quemen.

2- Riego

Como toda suculenta, este hermoso arbolito no requiere de mucho riego. Recordemos que sus hojas son carnosas porque en ellas acumula agua.

Así que necesita riegos esporádicos, con que la reguemos en invierno de 15 a 20 días y en verano 1 vez por semana, estará más que bien.

Debemos tener mucho cuidado de no pasarnos con el agua, sus raíces son susceptibles a la humedad constante, corriendo peligro de que estas se pudran. Muchos recomiendan regarla con pulverizador, pero no te lo recomendamos ya que tal vez no lleguemos a darle la cantidad de agua necesaria para subsistir.

Siempre es clave prestar atención a la textura de la hoja, si la sentimos blanda es porque necesita agua y si la regamos hace poco y la sentimos de esta manera, es porque la estamos regando muy seguido ¡Las hojas de nuestra planta, siempre hablan!

3- Sustrato

El suelo es otro de los puntos fundamentales a tener en cuenta. Esta es una planta que requiere de muy buen drenaje ya que como te mencionamos anteriormente, sus raíces son muy delicadas y susceptibles al encharcamiento.

El sustrato para un árbol de jade debe ser poroso, por ello debe contener una mezcla de arena, humus de lombriz, perlita volcánica y tierra de jardín entre otras. Estos son ingredientes fundamentales, que nunca deben faltarle a una suculenta.

Te recomendamos: Cómo hacer un buen sustrato casero para suculentas (4 recetas)

Un abono 2 veces al año es fundamental, le dará los nutrientes necesarios para su floración, podemos hacerlo cuando inicia la primavera y en el transcurso del verano. De esta forma, nuestro árbol de jade, crecerá grande y hermoso con hojas abundantes y bien brillosas.

4- Poda

La poda es fundamental para estos pequeños árboles, ya que ésta estimula su desarrollo. Al eliminar los tallos y hojas que no sirven, la energía del árbol no se desperdiciará y solo se concentrará en los tallos y hojas sanas.

Eliminando tallos, hojas enfermas o secas, también podremos mantener su forma. Cuando lo hagamos, los elementos que vayamos a utilizar, deben estar esterilizados. A los tallos pequeños, también los retiraremos y los pondremos en tierra para hacer nuevas plantas ¡Así de fácil se reproducen!

5- Reproducción

Todas las suculentas son muy fáciles de reproducir, rápidamente podremos lograr tener una nueva planta, ya sea para tener en nuestro hogar o para regalar a alguien.

Estas suculentas, se pueden reproducir tanto por hoja o directamente por tallo. En lo personal, siempre lo hago por tallo, cuando retiramos el tallo de la planta madre lo ponemos directamente en tierra. Al pasar unos días las hojas como que comienzan a ponerse blandas, ¡pero no te asustes!

Poco a poco, veremos que nuestro retoño irá enraizando, nos daremos cuenta por las hojas nuevas que comenzarán a salir. Cuando nuestra nueva planta esta en este proceso, es necesario regarla con más frecuencia.

Y así es como podremos tener un vigoroso árbol de jade, como hemos visto sus cuidados son simples. Tener una planta hermosa como esta es posible, si tenemos siempre estos consejos en cuenta.

Deja un comentario