¡Almacene las cebollas así durante 2 años sin que se echen a perder!

¡Almacene las cebollas así durante 2 años sin que se echen a perder!

Las cebollas son un ingrediente esencial en la cocina, aportando un sabor único y profundo a una variedad de platos, desde guisos reconfortantes hasta ensaladas frescas. Sin embargo, a menudo nos encontramos con el dilema de cómo almacenarlas adecuadamente para evitar que se echen a perder antes de que podamos usarlas todas.

¡Pero no te preocupes más! Aquí te presento el mejor método para mantener tus cebollas frescas y sabrosas durante hasta dos años. Mira el siguiente video de Mi cocina Ebruli, que te enseñará cómo hacerlo:

A continuación te contaremos cómo hacerlo en detalle. Esta es la mejor forma de tener cebollas en casa, todo el tiempo.

Cómo almacenar cebollas de la mejor manera

Para comenzar, asegúrate de tener a mano al menos 4 kilos de cebollas rojas, aunque también puedes usar cebollas blancas si lo prefieres. Y si tienes más cebollas en casa, ¡aún mejor! Este método es ideal para grandes cantidades.

Instrucciones paso a paso:

  1. Picar las cebollas: Comienza picando las cebollas en trozos grandes para facilitar el proceso de secado.
  2. Agregar sal y triturar: Coloca algunas cebollas en una trituradora y agrega media cucharadita de sal de roca o sal marina (aproximadamente 5 gramos). Tritura las cebollas hasta obtener un puré uniforme.
  3. Extender sobre papel vegetal: Vierte el puré de cebolla sobre papel vegetal, asegurándote de cubrirlo de manera uniforme. Repite este proceso con todas las cebollas.
  4. Secado al sol u horno: Coloca las bandejas con el puré de cebolla al sol para que se sequen. Si el clima no es propicio, también puedes secarlas en el horno a una temperatura baja de aproximadamente 80°C.
  5. Romper y secar: Una vez que el puré de cebolla comience a secarse pero aún esté ligeramente húmedo, rompe la cebolla en pedazos más pequeños para facilitar el proceso de secado. Esto permitirá que se sequen más rápido y de manera más uniforme.
  6. Secado completo: Continúa secando las cebollas al sol o en el horno hasta que estén completamente secas y crujientes. Este proceso puede llevar aproximadamente dos días, dependiendo de las condiciones climáticas y el tamaño de las cebollas.
  7. Triturar nuevamente si es necesario: Si notas que alguna parte del puré de cebolla aún está húmeda, puedes triturarla nuevamente para asegurarte de que esté completamente seca.
  8. Almacenamiento: Una vez que las cebollas estén secas, puedes guardarlas en frascos herméticos en un lugar fresco y seco. Este método de almacenamiento mantendrá tus cebollas frescas y sabrosas durante hasta dos años sin que se echen a perder.

Te recomendamos: La mejor manera de conservar ajos: no se seca ni germina, ¡así debes guardarlo!

Ahora estás listo para disfrutar de cebollas frescas en tus platos favoritos durante mucho tiempo! Ya sea en salsas para carne y pollo, en recetas de bollería, pastas o cualquier otro plato que te guste, el sabor y la calidad de tus cebollas secas serán inigualables.

Deja un comentario