fbpx Saltar al contenido

Terrina de zapallitos y queso

Cuando pensamos que ya hemos hecho todas las recetas habidas y por haber con zapallitos, se nos ocurrió en pasarte una receta que sale un poco de las clásicas.

Por su sencillez y rapidez al prepararla comenzará a ser una de tus elegidas y preferidas, su sabor suave y diferente la hacen un plato que será hasta para los paladares más exigentes.

Su nombre tan sofisticado proviene del termino francés «Terrine», este termino se aplicaba para los moldes rectangulares de cerámica o de barro que se utilizaban en aquel entonces para  cocinar alimentos.

Es por eso que conocemos como «Terrina» a todo aquel alimento que se cocina en moldes similares a los utilizados en aquel entonces.

Sin más que decir, te animamos a que no dejes de hacer esta sencilla receta y compartirla con tus amigos.

Ingredientes

-5 zapallitos redondos

– 250 g de Queso Cremoso o Mozzarella

-5 huevos

-200 g de Queso rallado

– Sal y pimienta a gusto

– Orégano y Comino

Procedimiento

Primero que nada comenzamos a lavar bien los zapallitos, como los vamos a utilizar con cáscara, te recomiendo que cuando vayas a comprarlos elijas los más lindos posibles, los de cáscara verde brillante y sin rugosidades.

Terminamos de lavarlos y los cortamos en mitades, a esas mitades las cortaremos en rodajas semigruesas. Reservamos.

Por otro lado, en un recipiente vamos a poner los huevos, el queso rallado, salpimentamos y agregamos los condimentos que más te gusten, a mi me encanta como le queda el orégano y el comino por ello son mis elegidos.

Ahora vamos a utilizar un molde para terrina que son los moldes como para hacer pan lactal o budín, debe ser rectangular o similar.

Comenzamos a armar la terrina, comenzamos poniendo una capa de zapallitos y por encima una caopa de queso. Este paso se debe repetir hasta llegar al tope de nuestro molde, solo debemos tener en cuenta de que la última capa sea de queso.

Una vez que tenemos todo listo, comenzamos a volcar por encima de a poco toda la mezcla de huevo, mientras los hacemos es muy importante que vayamos moviendo el molde para que la mezcla entre bien por cada una de las capas.

Por último le rociamos queso rallado y llevamos a horno entre moderado a bajo por unos 30 minutos, recordemos que se deben cocinar los zapallitos así que pasado este tiempo, primero pinchamos como para corroborar de que ya esté listo.

Retiramos del horno y dejamos enfriar antes de desmoldar.