Saltar al contenido

Tarta salada de papa y jamón crudo

Esta tarta no suele verse muy a menudo, sin embargo como nosotros ya la hemos probado y sabemos lo exquisita que es, nuestro deber es pasarte la receta para que puedas renovar un poco el menú de tu cocina y sorprender a todos con esta rica tarta.

Es un plato sencillo de hacer, muy rico y sobretodo rendidor, algo que siempre buscamos los que tenemos familia numerosa.

La podemos utilizar como plato principal con una ensalada fresca o acompañando alguna carne hecha a la parrilla.

Si tal vez a vos o alguno de tu familia no le gusta el jamón crudo, podemos reemplazarlo por jamón cocido y listo, nos quedará rico igual.

A tu familia le va a encantar, no dejes de hacerla e innovar en tu cocina.

Ingredientes

10/12 Fetas de Jamón Crudo
4 Huevos
120 g Harina de Trigo
150 ml Leche
1 kg Papas
Queso Cheddar rallado
Queso cremoso en fetas
Sal y condimentos

Procedimiento

Comenzamos pelando y cortando las papas finamente en rodajas, siempre tratando de que nos queden lo mas finitas posibles.

Por otro lado colocamos los huevos y la leche, mezclamos un poco y vamos a incorporar la harina sin dejar de batir, esto lo hacemos así para que no nos salgan esos grumos que tanto nos molestan.

Añadimos la sal y los condimentos, batimos nuevamente para incorporar bien  y por último agregamos las papas que ya teníamos cortadas.

Mezclamos para que las papas queden bien impregnadas por la preparación y reservamos.

Ahora vamos a acomodar las láminas de jamón crudo en un molde desmontable, vamos a ir como forrando los laterales, tratando de no dejar ningún lugar vacío y en la base pondremos algunas fetas de queso cremoso o si queremos le ponemos algunas fetas más de jamón, como más nos guste.

Ya teniendo bien cubierto todo el molde, vamos a volcar sobre él la mezcla de papas pero solo utilizando la mitad de la preparación.

Ahora agregamos por encima el queso cheddar o algún queso similar y algunas tiras más de jamón como para que eso haga de relleno.

Terminamos volcando por encima el resto de la preparación, ponemos por encima unas fetas más de queso cremoso y por último llevamos al horno.

Nos daremos cuenta de que nuestra tarta está lista cuando veamos que se la puede pinchar con facilidad.

Una vez que se ha enfriado un poco, la vamos a desmoldar y decoramos con una cebollitas de verdeo.