fbpx Saltar al contenido

Revuelto de zapallitos verdes

Estamos enloquecidos por los zapallitos, como están en su plena temporada queremos aprovechar y hacer cualquier clase de receta con ellos.

Como están compuestos de mucha agua, estos son de gran ayuda para desintoxicar el cuerpo sobre todo después de habernos pasado de comida en estas fiestas. ¡Eso nos pasa a todos!

Los zapallitos revueltos son ideales para acompañar cualquier clase de carne, por ello hay una gran variedad de recetas para hacerlos, algunas que no llevan morrón, otras que no llevan huevo, hay quienes no le ponen queso, eso es a gusto.

En esta ocasión vamos a hacerlos como para que puedas servirlo como plato principal, no lleva carne pero en mi casa como son fanáticos de la carne, muchas veces le agrego unos trocitos de pollo.

En fin, podemos hacerlos como más nos guste, esto es sólo una forma de prepararlos.

Ingredientes

7 Zapallitos verdes

2 Cebollas medianas

1 Morrón rojo

2 Dientes de ajo

2 Cebollitas de verdeo

1 Huevo

200 g de Queso cremoso

Procedimiento

Primero que nada debo aclarar que para que una receta salga bien debemos utilizar ingredientes de calidad, por eso a la hora de comprar los zapallitos debemos hacerlo prestando mucha atención.

Siempre debemos tratar de elegir aquellos que están firmes pero no muy duros ya que esto es signo que se ha pasado de maduración. Esto hace que los zapallitos se vuelvan amargos y de semilla dura, por eso tenés que fijarte bien y buscar aquellos que sean de un color verde tirando a claro y de tamaño mediano.

Si vemos que están verdes muy oscuro y opacos, mejor no los compremos porque de seguro que nos va a arruinar la receta.

Aclarado eso, empezamos con la receta.

Comenzamos cortando las cebollas y el morrón en cubitos. Vamos a dorarlos en una sartén junto con un chorrito de aceite y los dientes de ajo.

Mientras dejamos que tome color, vamos a ir lavando y cortando los zapallitos en cuadraditos. Luego agregamos a la sartén.

Dejamos que se cocine todo y cuando estén blandos los zapallitos condimentamos como más nos guste y le agregamos el huevo. Revolvemos mezclando bien y dejamos cocinar por un minuto. Apagamos el fuego.

En este caso le agregamos sólo un huevo, hay gente que prefiere ponerle más pero para mí con uno es suficiente, son «zapallitos revueltos», no huevos revueltos.

Una vez que retiramos la sartén del fuego, terminamos poniendo unos trocitos de queso por encima. No es necesario que lleve queso pero ¡le queda tan rico!

La verdad que estos zapallitos sirven tanto como para acompañar o como para servirlo como plato principal.