Saltar al contenido

Mientras más tiempo pases con tu madre, más tiempo ella vivirá

Como todos sabemos el amor de una madre es el tesoro más grande que podemos disfrutar los hijos, de hecho la consideramos una persona ideal, perfecta por su entrega absoluta para criarnos y darnos un amor incondicional aunque esto implicara renunciar a sus propios sueños y proyectos.

Como hijos tenemos la mejor forma de recordar y patentizar el amor por nuestra madre, la mejor forma es darle todos los días nuestro cariño y amor, mientras aún la tengamos con nosotros. Por eso como siempre se nos dice, tener a nuestra madre cada día de nuestra vida es algo realmente glorioso.

Si bien es cierto que hay seres muy amados en nuestras vidas, sin embargo nada puede compararse con la compañía de una madre, sus palabras, su apoyo incondicional y su dedicación absoluta, aunque ya seamos hijos adultos. Seguramente nuestro deseo es tenerla por siempre con nosotros y si estaría a nuestro alcance alargarle la vida, sin duda lo haríamos.

Es interesante notar según los expertos que realizaron un Estudio y que revela que podemos hacer los hijos para que nuestra madre viva más tiempo y sea feliz entrando en la tercera edad cerca de sus seres queridos. Veamos a continuación los resultados:

¿Qué reveló el Estudio?

Precisamente la Universidad de San Francisco hizo la siguiente investigación:

Este Estudio se incluyó a 1.600 personas mayores de 60 años y se descubrió que aquellos pacientes que llevan vidas solitarias, tenían una mayor probabilidad de mortalidad. De hecho, se refiere no solo a los mayores que son madres sino que también a los hombres mayores.

Sin duda alguna, queda más que claro que dedicar tiempo, dedicación y afecto a nuestros seres queridos, es la mejor forma de curar dolencias y tristezas.

  • Los números arrojan una triste realidad, porque un 23 % de aquellos de los que fueron encuestados fallecieron durante los primeros 6 años del Estudio realizado, por otra parte un 14%  informaron estar siempre acompañados, vivieron más tiempo.

Por lo cual, hay que tomar conciencia de lo que padecen los abuelos.

La soledad de los mayores

Lamentablemente la sociedad muchas veces es indiferente con las personas de más experiencia de vida que mucho pueden aportar con sus enseñanzas, no solo eso sino que muchas veces son olvidados en hogares de ancianos por no recibir visitas de sus seres queridos.

Desafortunadamente con el tiempo la tristeza se apodera de ellos y comienzan a enfermarse del alma y del cuerpo.

¿Cómo podemos ayudarlos?

Darles protagonismo

Hay un dato increíble que muchos hijos y nietos se olvidan, los abuelos son la raíces de nuestra familia, como también se los ha llamado el ancla, el timón de nuestro árbol genealógico, en definitiva sin ellos no podríamos existir. Por lo cual, le debemos absolutamente todo, nuestra propia identidad a la que debemos hacer honor y reconocimiento.

No se merecen nuestro olvido, es muy injusto caer en esto, pero la triste realidad revela una falta de valores de muchos hijos que afectan a nuestros mayores.

Para concluir, nuestra Madre y los mayores en general, merecen nuestra dedicación, tiempo y mucho amor, es nuestro deber darles un espacio privilegiado y generarles las ganas de vivir. No nos olvidemos de ellos, No nos olvidemos que nuestra madre, es el tesoro más grande que posee un ser humano, es nuestra esencia que vivirá por siempre en nosotros.