fbpx Saltar al contenido

El algarrobo, un alimento sano de nuestro monte

Como muchos de nosotros sabe, el Algarrobo es un árbol que se encuentra de forma abundante en el norte de nuestro país, sin embargo es un árbol que también existe en otros países tales como Bolivia, Chile y Perú entre otros.

Este árbol es sumamente noble ya que tanto su corteza como sus hojas suelen utilizarse en remedios caseros, que son utilizados desde la antigüedad para curar diferentes males.

Además de todo esto, posee un fruto muy preciado llamado Algarroba, este es un  fruto popularmente conocido, habitualmente llamada «vaina dorada». Posee infinidad de nutrientes que son esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Muchos ignoran que el producto de este árbol es considerado una legumbre, la misma es una vaina amorronada compuesta en su interior por unas semillas que tienen un gran  valor nutricional.

Beneficios del consumo de algarroba

Podemos mencionar infinidad de atributos que posee la algarroba, es un alimento nutricionalmente hablando «completo».

Su consumo es de fundamental importancia si queremos darle a nuestro cuerpo lo necesario para estar sano ya que posee nutrientes que se encargan de brindar energía a todo nuestro cuerpo y otros que aportan vitaminas y minerales que ayuda a nutrir nuestro organismo ayudando a que todo funcione correctamente.

En la harina de algarroba podemos encontrar numerosos nutrientes entre ellos proteínas y minerales tales como potacio, fósforo, calcio y hierro.

Contiene la tan necesaria vitamina A, la cual NO desarrolla el cuerpo y es necesaria para la vista, para la protección de los tejidos de los pulmones y las paredes del corazón. Es sumamente importante para el fortalecimiento de nuestro sistema inmunitario, el cual es el encargado de protegernos de diversos factores biológicos, como microorganismos que producen enfermedades como bacterias y hongos, así como también virus y diferentes tipos de parásitos.

Proceso de la elaboración de la harina de algarroba y su uso

De la vaina de la Algarroba se produce la harina, es un proceso simple que lleva su tiempo ya que se deben dejar secar las vainas al sol.

Primero deben de lavarse todas las vainas y luego se deben dejar secar en un lugar en donde el sol les de de lleno. Por ello es muy común de ver en el norte a los lugareños arrojar las vainas sobre el techo.

Una vez que ya están secas, se tuestan con sumo cuidado para que nos se quemen y se procede a la molienda de la vaina lo cual se hace con un mortero manual. Luego se tamiza con un colador y lo que cae ya se puede utilizar pero lo que queda en el colador se puede moler nuevamente para obtener como resultado una harina bien fina.

Comúnmente se puede realizar un sinfín de recetas con esta nutritiva harina, por ejemplo  se la puede utilizar para realizar ricos budines dulces aptos para celíacos, ya que posee un sabor naturalmente dulce al cual muchos comparan al del cacao.

Budines, galletas, trufas, bizcochuelos, muffins y lo que se te ocurra, sólo debemos usar nuestra imaginación y este polvo dorado hará el resto. Hasta  se pueden hacer bebidas como la tan conocida por muchos de nosotros «Aloja de algarroba», bebida típica utilizada en el campo.

Por todo lo antes mencionado es que te recomendamos que si aún no la has incorporado en tu dieta , lo hagas sin dudar ya que sus propiedades beneficiaran positivamente tu salud y la de tu familia.