Saltar al contenido

Yacutinga, la más elegante de la Selva Misionera

Yacutinga, es sin duda alguna, una de las aves más hermosas de la Argentina. Solo puede verse y disfrutarse en la provincia de Misiones.

Sin embargo, esta amenazada por la caza furtiva y la transformación de ambientes, de todas mameras se la puede observar en el norte de la provincia.

Un lugar fijo que no falla y donde se la puede ver en todo su esplendor, es en el Arroyo Uruzú, en el Parque Provincial Urugua-i.

Yacutinga

Gracias a una alianza con Aves Argentinas, la conocida organización ambientalista que inaugura su Programa Bosque Atlántico y a través de ediciones semanales tiene la finalidad de compartir secretos sobre la biodiversidad de la Maravillosa Naturaleza.

Te puede interesar: ” El Cóndor andino, Rey de los cielos”.

La Yacutinga y sus características

La Yacutinga, es una de las aves emblemáticas de la selva misionera indiscutiblemente, por ser exclusiva del Bosque Atlántico.

Además su despliegue de colores que contrastan lo hace majestuoso, acompañado por un diseño de plumaje refinado.

En realidad es muy similar a una gran gallina, llamativa y que pertenece al grupo de las pavas del monte. En Argentina, existen unas cinco especies y la Yacupoi es su pariente. tiene un diseño muy contrastado de negro azabache y pinceladas blancas.

Mientras que la cara es una obra de arte, celeste, rojo, blanco y negro. Además de ser muy silenciosa, se la puede observar en las ramas de altura media, donde los árboles se encuentran cerca de los arroyos.

Su alimentación la realiza en pareja o en pequeños grupos, alimentándose de los frutos carnosos que están en las copas de los árboles.

Su hábitat natural

En nuestro país, podemos encontrar algunos sitios recomendables para observar esta belleza. Tales como el circuito superior del Parque Nacional Iguazú y el Arroyo Uruzú, que se encuentra en el Parque Provincial Urugua-i.

Pero debemos decir que en la actualidad la Yacutinga se encuentra en peligro de extinción debido a la modificación de su hábitat, la caza furtiva representa una verdadera amenaza para la más elegante de la selva.

Su distribución se correspondía a todo el Bosque Atlántico, como la Selva Misionera, pero hoy se encuentran poblaciones estables solo del centro al norte de la provincia de Misiones en la Argentina. También en el este de Paraguay y en Brasil, en las selvas del Este que van desde el sur de Florianópolis hasta Río de Janeiro.

Una advertencia para tener presente es que las pavas del monte aparecen registradas entre los animales atropellados en la ruta, la triste razón se debe a su vuelo pesado, donde cruzan bajo de monte a monte.

Sin duda alguna, esta ave majestuosa es una Maravilla Natural, una de las más hermosas que se debe cuidar en los caminos y rutas. Recordar siempre que la Yacutinga es una de las aves emblemáticas de la Selva Misionera.