Saltar al contenido

Rosquitas de naranja y ricota ¡Dulces y esponjosas!

Esta receta de rosquitas de naranja es muy fácil de realizar,  ya que no se necesita demasiados ingredientes y su nivel de dificultad es muy bajo.

La cocción de esta donas se puede decir que varía, porque podemos optar por hacerlas fritas o al horno, esto depende del gusto de cada persona.

Estas rosquitas caseras son muy económicas y no llevan mucho tiempo de preparación. Además no es necesario agregarle a la masa ningún tipo de aceite o manteca, ya que esta receta dulce no necesita materia grasa en su elaboración.

Rosquitas de naranja y ricota ¡Dulces y esponjosas!

Asimismo, cuando terminemos de cocinarlas las pasaremos por azúcar para darles el toque final. Por eso, se recomienda que su cocción se realice en aceite, pero como ya les dijimos antes esto es indistinto.

Podemos optar por decorarlas a gusto, nosotros les damos la idea del azúcar. Pero si ustedes lo desean pueden cubrirlas con baño de repostería, dulce de leche, miel, caramelo, entre otras opciones.

Cómo hacer rosquitas de naranja

A continuación les explicaremos los pasos e ingredientes necesarios par que nuestra receta salga exitosamente bien.

Ingredientes:

  • 300gr de Harina 0000
  • 200gr de Harina de común
  • 2 Naranjas (jugo y ralladura)
  • 150gr de Ricota ya escurrida (la dejaremos reposar por una hora para que se le salga todo el suero).
  • 1 Huevo.
  • 120ml de Leche tibia.
  • 100gr de Azúcar.
  • 6gr de Levadura seca o 12gr de levadura fresca.
  • Azúcar cantidad necesaria para decorar
  • Aceite para freír.

Preparación paso a paso:

  1. En un bowl o recipiente de cocina incorporaremos la leche tibia junta a la levadura, una cucharadita del azúcar y una cucharada de la harina asignada. Luego revolveremos todo perfectamente y dejaremos reposar durante 10 minutos el fermento tapado.
  2. Mientras dejamos que nuestra mezcla leude, incorporaremos en un bowl las harinas, la ricota, el huevo, el jugo y ralladura de las naranja. Luego verteremos el fermento y comenzaremos a unir todos los ingredientes con la mano.
  3. Cuando notemos que todo esta perfectamente unido, pasaremos nuestra preparación a la mesa y comenzaremos a amasar durante 10 minutos. La masa tiene que quedar uniforme y perfectamente lisa.
  4. Transcurrido el tiempo de amasado, taparemos nuestra masa y la dejaremos leudar durante 3 horas o hasta que duplique su volumen.
  5. Cuando la masa haya leudado bastante, la estiraremos en la mesada que tiene que estar previamente enharinada para luego formar las donas con los cortantes que tengamos.
  6. Una vez que tengamos todas las donas hechas, pondremos a calentar el aceite para cocinarlas.
  7. Cuando el aceite ya este listo, verteremos las donas en el y las dejaremos hasta que tomen color. Seguidamente, al sacarlas del aceite las pasaremos por azúcar y las dejaremos en un recipiente para que se vayan enfriando.

Y listo! Ya podemos servir y disfrutar.

Te recomendamos: Cómo hacer donas en casa Esponjosas y Suaves sin freír

¿Cómo cocinarlas si las hacemos en el horno?

Lo primero que vamos a hacer es precalentar el horno a 160°. Una vez hecho esto, colocaremos nuestras donas en una bandeja enmantecada y enharinada, con el objetivo de que no se peguen durante su cocción.

Luego las dejaremos cocinarse durante 20 minutos. Transcurrido el tiempo las retiraremos del horno y las espolvorearemos con azúcar impalpable.

¿Cómo freezar las rosquitas de naranja? 

Si queremos freezarlas estando crudas, lo que haremos será colocar todas las rosquitas en una placa y mandarlas al freezer por 2 horas. Transcurrido el tiempo las retiraremos y colocaremos en una bolsa hermética, para luego colocarlas nuevamente en el congelador.

Cuando deseemos cocinarlas debemos retirarlas 2 horas antes, de esta forma no se nos arruinara el resultado final de la receta. Aproximante duran 4 meses congeladas.

Si queremos guardarlas una vez que ya están hechas, una vez que ya están bien frías las guardamos en una bolsa hermética y las llevamos al freezer. Cuando las queramos consumir, simplemente las calentamos en el horno y ¡listo!