Receta de rebanadas de naranja confitadas sin azúcar

Las rodajas de naranja confitadas son una delicia que puede disfrutarse en cualquier momento del día, como así también es el complemento perfecto para dulces y postres.

Además de ser una opción saludable, esta receta no contiene azúcar, lo que la hace perfecta para aquellos que buscan cuidar su salud sin renunciar al sabor.

Aquí te presentamos una forma sencilla de prepararlas en casa:

Ingredientes

  • 3 Naranjas orgánicas
  • 1 taza de Agua
  • 1 taza de Miel (o algún otro edulcorante)
  • Canela, clavo, vainilla, etc. (opcional)

Preparación

  1. Preparar las naranjas: Lava bien las naranjas para eliminar cualquier residuo de pesticidas. Pela las naranjas, pero asegúrate de dejar una fina capa de cáscara en cada rodaja para conservar el sabor característico.
  2. Cortar las naranjas: Corta las naranjas en rodajas finas, aproximadamente de medio centímetro de grosor. Trata de que las rodajas sean uniformes para que se cocinen de manera homogénea.
  3. Hervir las rodajas: Coloca las rodajas de naranja en una olla grande y cúbrelas con agua. Lleva a ebullición y cocina a fuego lento durante 10 minutos. Luego, escurre las rodajas y repite este proceso dos veces más para eliminar el amargor de la cáscara.
  4. Preparar el jarabe: En la misma olla, combina la miel y el agua. Calienta a fuego medio hasta que la miel se disuelva completamente en el agua, formando un jarabe homogéneo.
  5. Confitar las naranjas: Añade las rodajas de naranja al jarabe y cocina a fuego lento durante aproximadamente 1 hora, o hasta que las rodajas estén transparentes y el jarabe se haya reducido considerablemente.
  6. Secar las rodajas: Retira las rodajas de naranja del jarabe y colócalas en una rejilla para que se enfríen y se sequen. Esto puede tardar varias horas, así que ten paciencia.
  7. Guardar las naranjas: Una vez secas, puedes guardar las rodajas de naranja confitadas en un recipiente hermético. Se mantendrán frescas durante varias semanas.

También te sugerimos: ¡No tires limones viejos, incluso cuando estén endurecidos! Son muy valiosos, se pueden reutilizar de estas maneras

Consejos adicionales:

  • Utiliza miel de buena calidad: Para obtener el mejor sabor, asegúrate de utilizar una miel pura y de buena calidad.
  • Añade especias: Si quieres darle un toque especial, puedes añadir una ramita de canela o unos clavos de olor al jarabe mientras se confitan las naranjas.
  • Varía los cítricos: Esta técnica también puede aplicarse a otros cítricos como limones o pomelos, ofreciendo una variedad de sabores.
  • Presentación: Las rodajas de naranja confitadas pueden utilizarse como decoración para pasteles, como acompañamiento para el té, o simplemente como un snack saludable.

Disfruta de estas deliciosas rodajas de naranja confitadas sin azúcar, una opción saludable y deliciosa para cualquier ocasión.