Saltar al contenido

Receta de bizcochuelo suave hecho con leche caliente

No hay nada mejor que acompañar tus desayunos y meriendas con un buen bizcochuelo, algo muy rico y dulce que no es tan complicado de hacer.

En este articulo te voy a dar una de las miles de recetas de bizcochuelo, esta vez la vamos hacer con leche caliente para lograr una suavidad increíble.

Y si, cada una de esas recetas son por algo. Cada una tiene sus ingredientes y mezclas diferentes para lograr un bizcochuelo único dependiendo del gusto o necesidad de la persona.

Para este rico bizcochuelo vamos a necesitar

Ingredientes

4 Huevos

2 tazas de Azúcar

2 tazas de Harina Leudante

1 taza de Leche Entera caliente

2 cdas. de Margarina ( podes reemplazarla por Manteca)

Preparación

Para empezar vamos a separar la yema de la clara, esto lo podes hacer fácilmente haciéndole un agujerito al huevo y volcando toda la clara en un bol sin que caiga la yema.

Teniendo la clara separada, la batimos enérgicamente hasta tenerla a punto nieve. Por otro lado, en otro bol mezclamos las yemas a punto nieve.

Luego volcamos la clara en la yema y batimos hasta que quede bien mezclado. Agregamos el azúcar, la harina, la leche caliente y la margarina.

Vamos a batir todo esto por mínimo unos 10 minutos. Cuanto mas tiempo de batido le des, mas esponjoso te va a quedar.

Prendemos el horno a 180ºC. Mientras se calienta, engrasamos (puede ser aceite o manteca) y enharinamos un molde para bizcochuelo.

Volcamos toda la preparación y lo mandamos al horno por unos 40 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo lo retiramos del horno.

Dejamos que se enfrié a temperatura ambiente por unos 30 minutos, luego ya podemos desmoldar y disfrutar este rico bizcochuelo.

Trucos y Consejos

Si bien te di una hora de cocción de 40 minutos, esto suele variar debido a varios factores. Por lo general los pasteleros suelen esperar a que se sienta un olorcito a horneado.

En ese momento se fijan si ya esta listo pinchando el bizcochuelo con un palito o cuchillo que llegue a la base. Si sale con un poco de pasta, significa que le falta unos minutos mas de cocción. Si sale seca, significa que ya esta listo.

Si queres asegurarte de que tu bizcochuelo salga húmedo, podes hacer este truco: Apenas lo sacas del horno, lo desmoldas y lo envolves con papel film.

Lo dejamos por 2 horas a temperatura ambiente. Esto hace que el vapor que quede atrapado en el bizcochuelo y le da ese toque húmedo muy rico.