Receta casera de leche condensada con solo 3 ingredientes

Receta casera de leche condensada con solo 3 ingredientes

Preparar tu propia leche condensada en casa es una forma maravillosamente sencilla de elevar tus postres al siguiente nivel. Con solo tres ingredientes simples y un proceso fácil, puedes obtener una leche condensada deliciosa y cremosa que será la base perfecta para una amplia variedad de dulces.

Además, hacerla tú mismo te permite controlar los ingredientes y ajustar el dulzor según tus preferencias. ¡Así que prepárate para sorprender a tu familia y amigos con esta receta casera de leche condensada!

Cómo preparar Leche Condensada Casera

Para preparar esta deliciosa leche especial, vas a necesitar:

Ingredientes:

  • 1 taza de leche en polvo entera
  • 8 cucharadas de azúcar
  • 1/2 taza de agua

Instrucciones:

  1. Comienza colocando media taza de agua en una olla y ponla a hervir a fuego medio.
  2. Agrega las 8 cucharadas de azúcar al agua hirviendo y revuelve constantemente hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Esto creará un almíbar ligero y dulce.
  3. Una vez que el almíbar esté listo y el agua haya comenzado a hervir nuevamente, retira la olla del fuego y déjala enfriar hasta temperatura ambiente.
  4. Una vez que el almíbar esté completamente frío, viértelo en una licuadora.
  5. Agrega dos cucharadas de leche en polvo a la licuadora y asegúrate de taparla correctamente.
  6. Mezcla los ingredientes a velocidad baja al principio, luego aumenta gradualmente la velocidad hasta que la mezcla esté suave y homogénea. Esto puede tomar unos minutos, así que ten paciencia y detente para raspar los lados de la licuadora si es necesario.
  7. Una vez que hayas obtenido una mezcla suave y cremosa, transfiere tu leche condensada casera a un frasco limpio y hermético. Guárdala en el refrigerador y úsala según sea necesario en tus recetas favoritas.

Te recomendamos: Cómo hacer crema chantilly casera paso a paso

¡Y ahí lo tienes! Tu propia leche condensada casera, lista para ser usada en una variedad de postres deliciosos, desde flanes y helados hasta pasteles y postres de cuchara. Disfruta del sabor fresco y la satisfacción de hacer tus propios ingredientes en casa.

Deja un comentario