Saltar al contenido

¿Qué hacer si la llama de tu cocina es amarilla? Cuidado, podría ser peligroso

Cuando hablamos de nuestro hogar y como mantener todo el orden, la limpieza, pero además asegurarnos de que todo funcione correctamente, no podemos dejar de pensar en el funcionamiento de la cocina.

Y decimos esto, porque la cocina es uno de los artefactos mas utilizados diariamente, por eso se debe vigilar siempre el color de la llama de los mecheros.

Sin duda alguna, el color que emite nos estaría indicando si todo funciona debidamente.

Llama de cocina amarilla

Generalmente cuando notamos un color azul nos quedamos tranquilo, sin embargo cuando aparece una llama de cocina amarilla o naranja, se trata de una clara señal de alerta.

Te puede interesar: Cómo destapar los mecheros de la cocina para que prendan bien.

Por lo cual, antes de pensar en comprar otra cocina, la recomendación es conocer las verdaderas razones de porque la llama de los mecheros se pone amarilla:

Razones por las que la llama cambia su color

Como no somos expertos en estas cuestiones, quizás pensamos que la llama se pone de color amarilla o naranja porque hay una mayor propagación de calor.

Sin embargo, sucede todo lo contrario, según los expertos estaría indicando con este color que hay demasiado gas y poco aire en la combustión.

Esto significa que gran parte del gas que se está utilizando se está desperdiciando, por lo que hay que tomar medidas antes de que suceda algún accidente o bien la factura siga aumentando.

¿Qué debemos hacer para evitar la llama de cocina amarilla?

Como primer medida, hay que mejorar el funcionamiento del electrodoméstico o artefacto en cuestión. La recomendación es limpiar la ceniza u hollín, que bien podría estar acumulada en la zona de los mecheros. En el caso de no ser suficiente esto, quizás haya que cambiar los accesorios.

La segunda razón, podría estar ocurriendo que alguna sustancia esta obstruyendo la salida de gas, quizás por defecto de fábrica directamente o se haya dañado con el uso del mismo. Sin importar el motivo por el cual está funcionando así, lo cierto es que habrá que resolver el problema, seguramente reemplazando el mechero con uno nuevo.

Recordemos siempre que la llama de la cocina debe ser azul, por lo que si observamos algún cambio hay que limpiar urgentemente. O bien comprar unos accesorios nuevos como segunda opción y por último, llamar al experto en esto para evitar las peligrosas filtraciones del gas.