Procedimiento de 5 pasos para blanquear tus almohadas (sin usar vinagre)

Si estás buscando una solución para dejar tus almohadas como nuevas, te pasamos uno de los mejores trucos que existen para dejarlas impecables.

Es cierto que las almohadas no tienen necesidad de ser lavadas frecuentemente a diferencia de lo que pasa con las sábanas. Sin embargo se recomienda lavarlas como mínimo unas 4 veces al año, esto es importante ya que en ella se juntan hongos, ácaros y diversas clases de bacterias que pueden perjudicar considerablemente nuestra salud.

Si nos ponemos a pensar, las almohadas son algo que usamos frecuentemente, y en ella quedan nuestras células muertas, transpiración y polvo, siendo así claramente un foco infeccioso.

Procedimiento de 5 pasos para blanquear tus almohadas (sin usar vinagre)

Para lavarlas recurriremos a ingredientes que habitualmente tenemos en nuestra casa, muchas veces pensamos que hay cosas que no tienen solución, sin embargo hemos descubierto lo efectivos que pueden ser ciertos productos caseros, para ayudarnos en la limpieza y mantenimiento de nuestro hogar.

Te recomendamos: Cómo quitar el sudor de las almohadas sin tener que lavarlas

A continuación te mostraremos en 5 pasos, el sencillo procedimiento que debemos seguir para lavarlas. Ten en cuenta que esto puede variar según los materiales que la componen.

Cómo blanquear almohadas

Ahora que ya entendimos la importancia de lavarlas, veremos como hacer para blanquear almohadas sin gastar de más. Haremos un producto casero con los siguientes ingredientes y cantidades:

-25 gr. de Jabón blanco o neutro rallado
-1 Taza de agua
-1 Cda. de Bicarbonato de Sodio
3 Cdas. de Agua oxigenada
-1 Limón

Procedimiento

1- Ponemos el agua a hervir y una vez que esta lista retiramos la olla del fuego e incorporamos el jabón rallado. Mezclamos hasta disolverlo por completo.

2- Añadimos la cucharada de Bicarbonato y mezclamos nuevamente para incorporar bien.

3- Agregamos el jugo del limón y las cucharadas de Agua oxigenada. Revolvemos bien hasta que nos quede un líquido espeso sin grumos.

4- Ahora metemos la almohada en el lavarropas (lavadora) y agregamos este líquido que tenemos preparado reemplazando el jabón que le pondríamos habitualmente.

5- Ponemos a lavar como normalmente lo haríamos. ¡Nos sorprenderemos con el resultado!

Si queremos potenciar la efectividad del lavado, es necesario dejar secar la almohada en pleno sol. Este método siempre se ha utilizado para dejar la ropa blanca impecable.

No pierdas tiempo y dejá esas almohadas amarillentas como recién compradas, este truco también se puede utilizar para blanquear cualquier clase de prenda.