Saltar al contenido

Medallones de calabaza, queso y cebolla

Si necesitas una opción extra para tu cena, esta receta es perfecta al no llevar tantos ingredientes y ser liviana para tener una buena digestión por la noche.

Aunque esto no quiere decir que sea una receta exclusiva para cenar. También es ideal para almorzar, ya que te da todo lo necesario para seguir el día.

Y es muy fácil de hacer, cuando domines la receta ya podes cambiar algunos ingredientes o condimentos para tener tu plato perfecto.

Para estos ricos medallones vamos a necesitar:

Ingredientes

2 Cebollas medianas

500 gr. de Calabaza o Zapallo

200 gr. de Muzzarella

2 Huevos

100 gr. de Harina 0000

200 gr. de Pan rallado

Sal y Pimienta a gusto

Aceite de Girasol c/n (para freír)

Preparación

Para empezar dejamos la calabaza en una placa y la mandamos al horno (también podes optar por microondas). Lo dejamos en horno medio hasta que este algo blandita.

Cuando la retiramos del horno, le sacamos toda la piel y la cortamos en trozos. Pasamos todo esto a un bol y la aplastamos haciendo un puré, reservamos.

Por otra parte vamos a pelar y lavar bien la cebolla, a esta la vamos a cortar en rodajas de aproximadamente 2 cm cada una.

Luego vamos a separar cada aro de cebolla y lo vamos colocando cada una sobre una placa. Esto es importante ya que cada aro va a funcionar como base de nuestros medallones.

Teniendo los aros bien acomodados, vamos a ponerle una cama de puré y luego por arriba una cucharada de muzzarella (si es rallada mejor).

Y por arriba de la muzzarella vamos a poner otra capa de puré tratando de sellar el “relleno”. Una vez repitas este paso con todos los aros, lo mandamos al freezer mínimo unas 2 horas.

Mientras tanto, en un bol vamos a colocar los huevos, harina, sal y pimienta, vamos a batir hasta que ambos ingredientes se hayan integrado bien.

Por otra parte vamos a colocar el pan rallado en un plato limpio. Sacamos los medallones del freezer y lo rebozamos en el pan rallado lo mejor posible.

Después vamos a pasarlos por la mezcla de harina y huevo, y nuevamente lo vamos a empanar con el pan rallado. Repetimos este paso hasta tener todos los medallones bien empanados.

Por ultimo podemos optar por dos tipos de cocción, el mas sano seria al horno con una capa extra fina de aceite y con el fuego a 180ºC hasta que estén bien dorada de los dos lados.

El otro seria en una sartén con suficiente aceite para freír, para este te voy a recomendar que tengas papel de cocina así te absorbe todo el exceso de aceite.

Y listo, ya tendrías unos ricos medallones de calabaza perfectas para acompañarlas con un poco de queso crema y unas gotitas de limón.

Trucos y Consejos

Si ya practicaste esta receta varias veces, te puedo dar un truco para que la calabaza tenga un gusto increíble con tan solo 5 ingredientes mas.

Necesitamos:

  • 20 gr. de Manteca
  • Romero fresco
  • 2 Dientes de Ajo
  • Sal y Pimienta

Teniendo estos ingredientes, vamos a realizar unos tajos a la calabaza formando unos cuadrados (cuadrille) en la parte mas carnosa de la verdura.

Ahí es cuando pincelamos bien la manteca en forma liquida. Con los dientes de ajo junto con el romero, vamos a frotar bien por toda la calabaza y se la dejamos en el hueco que tiene por abajo.

Salpimentamos y la mandamos al horno hasta que esta este blandita, tene cuidado que la manteca acelera la cocción. Y listo, luego todo el proceso es igual a la receta de arriba. Lo único que cambia es el sabor que le dejan el ajo, la manteca y el romero.