Saltar al contenido

Galletitas danesas: una receta fácil y deliciosa con 4 ingredientes

Te voy a enseñar una de las recetas mas fáciles y también una de las mejores para acompañar unos mates o para tomar con un buen té negro: las típicas  galletitas danesas.

Son ideales para darle a los chicos más chiquitos que muchas veces rechazan las galletitas duras, porque se les dificulta el comerlas. Tienen una textura suave y cremosa, suelen gustarle hasta al paladar más exigente.

No dejes de hacerla, es muy sencillo.

Ingredientes

-350 gr de Harina 0000

-200 gr de Azúcar

-1 Huevo

-225 gr de Manteca

-1 cdita. de Esencia de vainilla

-1 cda. de Jugo de limón

-Media cucharadita de sal

Preparación

Para estas ricas galletitas danesas de manteca, vamos a empezar metiendo la harina en un bol junto con la sal y mezclamos un poco como para integrar. Reservamos.

Por otra parte vamos a meter en otro recipiente la manteca a punto pomada y el azúcar, mezclamos bien hasta que quede como una especie de crema, una mezcla casi blanca.

Ponemos el huevo junto con la esencia de vainilla y el jugo de limón. Mezclamos bien hasta que se integren.

Vamos a pasar toda esta mezcla al bol en donde teníamos la harina y mezclamos para integrar, tratando de no revolver tanto, hasta que quede una masa homogénea.

Vamos precalentando el horno a unos 200ºC aproximadamente y mientras tanto vamos a dividir la masa en dos partes, la estiramos y de ahí le damos la forma que queramos.

Por lo general se usan moldes cortantes, no están tan caros y son muy útiles. Ahora bien si no tenes, siempre podes optar por darle forma con lo que tengas a mano, por ejemplo una tapita o algo similar puede ser de gran ayuda.

Con un vaso (si es de boca chica mejor) o con una taza de café (de las chiquitas) o si no de ultima dale la forma que quieras con el cuchillo.

Una vez que hayas cortado toda la masa llevamos las galletitas a la heladera por un rato para que tomen consistencia (aproximadamente entre 15 a 30 min).

Una vez que la sacamos de la heladera, la mandamos al horno. Cuando veas que los bordes se están dorando, ya las podes ir sacando.

Al principio van a parecer que todavía están blandas, pero no te preocupes por que en un ratito cuando empiezan a enfriarse, se van a poner duras.

Y ya tendríamos unas ricas galletitas danesas, la podes acompañar con lo que vos quieras.

Consejos

Si estas mal económicamente pero queres hacer esta receta, simplemente se recortan ciertos ingredientes, obviamente cambia el sabor pero no por eso dejan de ser ricas.

De los ingredientes que podes sacar son el jugo de limón, la sal, y la esencia de vainilla.

Y con la manteca es medio complicado ya que es un ingrediente base. Pero se pueden hacer con margarina, el sabor no va a ser el mismo obviamente.