Corbatita dominó

Corbatita dominó

Corbatita dominó

corbatitas

El corbatita dominó o también reconocido como chilenito, gargantillo o dominó, pertenece al orden de los Passeriformes y a la familia de los emberizidae. Su nombre científico es Sporophila collaris.

Se extiende por el sur de Brasil, en el oriente y centro de Bolivia, en Paraguay, en Uruguay, y en Argentina está en norte y centro del país, y muy pocos sectores de la provincia bonaerense.

Posee prácticas migratorias, arriba en primavera y se va principiando la época de frío. Suele dejarse ver solo, con su pareja o en grupos pequeños; no obstante, cuando está en periodo de no cría, forma grandes bandadas.

Es muy confiado, planea de un lugar a otro en su territorio.

Reside en bosques degradados, en campos inundados, pastizales, regiones con vegetación acuática, praderas, montes y arboledas.

Se nutre de semillas y granos duros. Se posa en la punta de cardos, juncos y pastos para conseguirlos y romperlos con su pico.

Canta melodiosamente.

Anida entre agosto y febrero, pone de dos a cuatro veces por temporada, en cada una de ellas coloca dos o tres huevos blancos verdosos con pintas oscuras. Construye su nido a bajas alturas entre arbustos y pajonales, éste es en forma de taza hecho con ramas, pastos, fibras vegetales y raíces. El tiempo de incubación es de 13 días, en este lapso ambos padres crían a los polluelos, quienes empiezan a volar a los 13 días; posteriormente, a los 35 días abandonan el nido. Logra su madurez sexual a los diez meses y vive entre 10 y 12 años.

Mide unos 10 centímetros, es muy similar al corbatita común, solo que el dominó tiene un pico más fuerte. Tiene un collar muy bien marcado, su corona, espalda, mejillas, cara y cola son de color negro. Su garganta es blanca. El resto de su organismo es rojizo y se oscurece debajo de la cola. En torno a sus ojos cuenta con dos pintitas blancas. La hembra y los juveniles son de color apagado; el vientre es claro y el resto del cuerpo es marrón grisáceo.

Está en riesgo de extinción.

Deja un comentario