¿Cómo utilizar las pencas de acelga? (Mas allá de los buñuelos)

Siempre al hacer una receta que tiene como ingrediente acelga, la mayoría de veces usamos las hojas y descartamos las pencas.

Si bien las hojas son un alimento con buenas propiedades, las pencas son muchos mejores en cuanto a beneficios de nuestra salud.

Esto se debe a que son los órganos de nutrición de los vegetales y, por los pelos absorbentes de sus raíces, la planta obtiene el agua y las sales minerales.

Una de las recetas mas conocidas en el cual se utilizan las pencas es en los buñuelos, pero también existen diferentes preparaciones para aprovechar al máximo este ingrediente.

Te voy a enseñar 3 maneras y las mas fáciles de hacer, para eso vamos a necesitar:

Ingredientes

Pencas de Acelgas empanadas

6 tallos de Acelga

2 Huevos

50 gr. de Harina para rebozar

2 Ramas de Perejil picado

Sal y Pimienta a gusto

Base para Tartas

Suficientes Pencas para distribuir en tu tartera

2 Huevos

Pan rallado c/n

Pencas de Acelga al escabeche

Pencas de 1 atado de Acelga

125 ml. de Vinagre

1 Taza de Agua

125 ml. de Aceite

125 ml. de Vino Blanco

Condimentos a gusto (puede ser Ajo, Laurel, Ají molido o Pimienta Negra en grano)

Para la conserva, vamos a necesitar mas Vinagre y Aceite.

Preparación

Para las Pencas de Acelga empanadas

Vamos a lavarlas bien y a cortarlas en trozos regulares, las ponemos en una olla con suficiente agua a fuego medio. Una vez que estén tiernas, la dejamos en un colador para que escurra el agua excedente.

Mientras vamos picar bien chiquito el perejil, en un bol vamos a poner los huevos y empezamos a batir. Mientras batimos incorporamos el perejil picado junto con una pizca de sal y pimienta.

Cuando las pencas estén algo secas la vamos a pasar por esta mezcla y la vamos empanando en la harina, repetir el proceso hasta acabar con todas las pencas.

A estas las podes cocinar de dos formas diferentes, la primera seria agregar un poco de aceite en una pizzera y mandarla al horno hasta que estén bien doradas.

Y la otra seria en una sarten a fuego máximo y con el suficiente aceite para freír, mandamos las pencas cuando el aceite este bien caliente, la sacamos cuando se hayan dorado.

Con eso ya tendrías una guarnición para el almuerzo o cena, o para picar mas tarde.

Base de Tartas hecha con Pencas de Acelga

En vez de usar la tradicional masa de pascualina, podemos utilizar las pencas de acelga como un buen sustituto y ademas de darle un buen mordiente y sabor extra.

Para esto vamos a lavar bien las pencas y la mandamos a hervir por unos 5 minutos, luego las sacamos del agua y dejamos que se escurran en un colador.

Por otra parte en un bol vamos a batir un huevo (dos si son chicos). Una vez que este algo secas vamos a pasarlas por este huevo y a empanarlas con el pan rallado.

En una tartera previamente enaceitada, vamos a colocar penca por penca formando la base para nuestra tarta. El relleno podes usar el que mas quieras.

En temas de cocción, es como cualquier otro tipo de tarta. Solo tene cuidado de no usar un horno muy fuerte para que no se quemen.

Para las Pencas al Escabeche

Como siempre, vamos a lavar bien las pencas y a colocarlas en una olla, agregamos el vinagre, el aceite, el vino blanco, la taza de agua y dejamos que hierva.

Si notas que falta algo de liquido, simplemente agrega media taza de agua. Cuando las pencas estén blanditas las retiramos del fuego y dejamos que se enfríen a temperatura ambiente.

Una vez que estén frías, la dejamos en un frasco con suficiente aceite y vinagre junto con los condimentos que queramos. Y lo dejamos como mínimo unos 4 días en la heladera sin abrirlas.

Así de fácil se pueden hacer estas recetas, y lo mejor es que son muy ricas para cualquier momento del día.