Saltar al contenido

¿Cómo quitar manchas de óxido de tu refrigerador o estufa de acero inoxidable?

manchas de óxido

Las manchas de óxido lamentablemente se hacen presente en algunos electrodomésticos, incluso en aquellos que son comprados recientemente.

Ya sea en la heladera o en la cocina se puede observar algunos rastros de corrosión, afortunadamente hay soluciones caseras que podemos aplicar y eliminar estas manchas tan desagradables.

manchas de óxido

Una buena noticia es que podemos valernos de ciertos trucos sin dañar el electrodoméstico y así ponerle fin a este aspecto antiestético.

Como bien sabemos el mercado ofrece numerosos productos para quitar las manchas de óxido, sin embargo la mejor opción son los métodos naturales y caseros.

Veamos la forma natural y altamente efectiva de hacer esta limpieza:

Eliminemos de una vez por todas a las manchas de óxido

Como primera medida, es necesario verificar la dirección de la veta, líneas o manchas, para efectuar bien la limpieza. Para ello se requiere lo siguientes elementos:

Elementos

  • Vinagre blanco
  • Un poco de algodón
  • Paño o trapos limpios

Procedimiento

  1. En un recipiente pequeño agregamos un poco de vinagre blanco y embebemos un trozo de algodón.
  2. Luego, frotamos en las zonas donde hay corrosión pero siempre en la misma dirección el movimiento hasta que desaparezca.
  3. Finalmente, le pasamos un paño o trapo limpio y húmedo sobre la superficie de acero inoxidable, el propósito es retirar toda la suciedad y rastro de corrosión.
  4. Paso siguiente, repetimos la operación de secado con otro paño limpio y dejamos que se seque solo alrededor de 20 minutos.

¡Los resultados serán sorprendentes!

Recomendaciones:

Recordemos, estamos tratando un material delicado como es el acero inoxidable, por lo que se debe hacer con mucho cuidado y utilizar los elementos adecuados. Por ejemplo, algodón y no una esponja dura que pueda rayar.

También otra opción podría ser productos naturales como el vinagre y el jugo de limón pero combinado este truco.

Otro método casero es utilizar el bicarbonato de sodio, un gran aliado para la limpieza del hogar. La forma de prepararlo es la siguiente:

  • En un recipiente agregamos 2 tazas de agua y 1 cucharadita de bicarbonato de sodio,
  • Luego, con la ayuda de un paño o trapo limpio frotamos suavemente sobre la mancha de óxido y dejamos que actúe durante algunos minutos.
  • Cuando observemos que el óxido se desprende, procedemos a enjuagar bien con agua y secamos la superficie con servilletas de papel.

También tengamos presente que se puede combinar el bicarbonato de sodio con el jugo de limón:

  • En un recipiente combinemos la misma cantidad de jugo de limón y de bicarbonato de sodio, mezclamos hasta formar una pasta.
  • Luego cubrimos la mancha de óxido con esta pasta casera de productos naturales y dejamos actuar durante unos 20 minutos aproximadamente, para después retirar la pasta con una esponja suave.
  • Si después de hacer esto, la mancha persiste, repetimos la operación pero esta vez lo dejamos reposar durante unos 30 minutos.
  • Para terminar, frotamos la mancha con una esponja húmeda y le retiramos el resto de los desechos óxidos.

¡Probemos estos métodos y veremos los excelentes resultados!

Te recomendamos: Quitar óxido con vinagre