Cómo quitar aceite de cocina de la pared

Sin duda, la cocina es uno de los ambientes del hogar que más limpieza requiere, de hecho las paredes también se ensucian y muchas veces se trata de manchas de aceite que salpican, muy difícil de quitar. Razón por la cual, tenemos que buscar diversos productos de limpieza para eliminarlas. Por eso, ahora veremos: Cómo quitar aceite de cocina de la pared.

Cómo quitar aceite de cocina de la pared

Antes de aplicar un truco casero muy efectivo, debemos tener presente que sacar las manchas de aceite comestible en las paredes es un verdadero desafío.

Además, es muy diferente y fácil cuando limpiamos las cerámicas, mientras que lo complejo es quitar las manchas de una pared pintada, entonces ¿con que limpiar aceite de cocina?

A continuación veremos cómo quitar manchas de aceite de la pared y con qué limpiar este aceite:

Para quitar manchas de aceite de la pared, vamos a necesitar:

  • Papel absorbente
  • 3 Trapos limpios
  • Vinagre caliente

Procedimiento:

  1. En primer lugar, vamos a utilizar guantes para cuidar de no lastimar nuestra piel.
  2. Luego con la ayuda del papel absorbente limpiamos y quitamos todo el aceite que se pueda.
  3. Seguidamente, ponemos a calentar el vinagre. Una vez caliente, humedecemos uno de los trapos y fregamos las manchas de aceite pero suavemente.
  4. Paso siguiente, humedecemos otro trapo con agua y limpiamos los restos de vinagre.
  5. Finalmente, con el otro trapo limpio y seco, secamos las manchas.
  6. Podemos repetir este procedimiento las veces que sean necesario, la clave es hacerlo hasta lograr eliminar por completo las manchas de la pared.

¡Los resultados serán óptimos!

Te recomendamos: 10 trucos para quitar y evitar manchas de humedad en paredes pintadas

Recomendaciones:

Una recomendación es tener cuidado de no abusar del uso del vinagre, la razón es que puede dañar la pintura.

También podemos valernos de otras opciones prácticas:

Una de ellas es utilizar el bicarbonato de sodio, resulta muy efectivo para eliminar las manchas de aceite en las paredes. Debemos añadir 1 cucharada de bicarbonato de sodio por 1 litro de agua tibia, humedecemos una esponja y frotamos la mancha haciendo movimientos circulares. Luego con un paño limpio le retiramos los restos de la mezcla, se puede repetir el proceso de ser necesario.

Otro truco que sugerimos es el siguiente, procedemos a mezclar 1 cucharada de bórax y 1 cucharada de detergente por 2 litros de agua tibia. Luego frotamos las manchas humedeciendo la esponja en la mezcla y le quitamos los restos de suciedad con un trapo húmedo y limpio, terminamos secando bien.

Como última recomendación, en caso de que la pared sea blanca, se puedes utilizar el cloro. Tengamos en cuenta que el cloro es un producto agresivo, por lo que no se puede usar este producto en las paredes de color ni tampoco empapeladas.

error: Contenido protegido por derechos de autor