Saltar al contenido

Como plantar naranja en casa

Plantar tu propio árbol de naranjas, será muy sencillo con los consejos que te pasaremos a continuación. Imagina tener fruta fresca recién cosechada, su fragancia y sabor serán únicos.

La realidad es que deberemos ser pacientes, ya que un arbolito de estos, tardará en dar sus primeros frutos. A partir de los 7 a 10 años, tendrá la suficiente madurez como para florecer y dar frutos, pero una vez que los haga no parará de sorprendernos.

Como plantar naranja en casa

Un árbol maduro, podrá llegar a producir entre 200 a 400 kilos de naranjas, así que sí vale la pena el tener paciencia y tener nuestro propio árbol.

¡Te invitamos a ver este video de nuestro canal! ¡No te lo pierdas! 

Por ello es que te enseñaremos a cultivar un árbol de naranja a partir de una semilla, verás lo fácil que te resultará si sigues estos consejos.

Como plantar naranja en casa

Si deseamos plantar un árbol de naranjas, deberíamos saber que vamos a encontrar otras variedades a la que solemos comprar, así que debemos decidir bien cuál es la variedad que nos gustaría tener.

Podemos decir que estas variedades no fallarán a la hora de plantarlas en casa:

  • Las Navel u Ombligudas
  • Las Lisas o Rubias
  • Las Sanguíneas o Rojas

Luego de que hayas elegido, ya estaremos listos para los siguientes pasos:

Preparar las semillas

Una vez que tenemos las semillas listas, es hora de prepararlas para plantar. Para ello, debemos lavarlas y dejarlas en remojo durante todo un día.

Ten en cuente que al momento de plantarlas, no hace falta de que fertilicemos, ya que las semillas que conseguimos en lo viveros, ya vienen tratadas con estimulantes de germinación.

Preparación del suelo

Primero que nada debemos elegir muy bien el recipiente en donde vamos a plantar la semilla. Puede ser una maceta alargada, en vasos individuales o en almácigos, siempre asegurándonos de que posea un buen sistema de drenaje.

Una vez que hayas decidido en donde las vas a cultivar, es hora de preparar la tierra. Lo haremos de la siguiente manera:

  • Colocaremos en el fondo de la maceta, un puñado de piedras o arena a modo de drenaje.
  • Ahora llenaremos con tierra el resto de la maceta, dando como pequeños golpecitos como para que se vaya acomodando la tierra de a poco.
  • Colocaremos las semillas a 2 cm de profundidad, respetando una distancia entre ellas de unos 5 cm. Luego cubriremos con una ligera capa de tierra.
  • Regaremos con mucho cuidado la tierra para que no se muevan las semillas. Colocaremos la maceta en un lugar que sea cálido y la cubriremos con film o papel aluminio para crear un efecto invernadero. De esta forma las semillas germinarán mucho más rápido.
  • Aproximadamente un mes después, comenzaremos a ver los primeros brotes. En ese momento moveremos la maceta y la ubicaremos en un lugar en donde reciba pleno sol.

Trasplante

Cuando veamos que la planta tiene las primeras 5 hojitas, ya podremos trasplantarla y ponerla en una maceta individual. La maceta individual no debe ser muy grande, ya que la planta al ser tan pequeña no podrá absorber el agua la tierra y por lo tanto, comenzará a cambiar su Ph debido al exceso de humedad.

Prepararemos el sustrato, utilizando 2 partes de tierra para jardín, 1 parte de turba con arena y otra parte de humus de lombriz. Se aconseja hacer este cambio cada dos años para renovar nutrientes, siempre haciéndolo a una maceta más grande.

Te recomendamos: Los cuatro árboles frutales más fáciles de cultivar en macetas

Condiciones ideales para que nuestro árbol de naranjas crezca rápido

Para se sinceros cultivar naranja no es fácil pero tampoco imposible, si se dan las condiciones apropiadas, nuestro árbol crecerá rápidamente.

Temperatura

Esta planta adora la humedad, la luz de forma abundante pero a su vez debemos protegerla de las corrientes de aire. Cuando más tengamos en cuenta estos detalles más rápido será el crecimiento del mismo, florecerá y dará frutos de manera abundante.

La temperatura ideal para tener este árbol es de unos 15 a 30 grados, en los meses más cálidos se la regará con mayor frecuencia. Estos meses son en los que debemos prestar más atención, ya que proliferan las plagas y es en donde la planta suele presentar ciertas enfermedades y trastornos.

Debemos tener en cuenta la humedad del ambiente, en un lugar en donde haya menos del 40% de humedad, la planta dejará de crecer y su follaje se verá perjudicado.

Iluminación

La luz solar en esta planta es fundamental, de lo contrario su fruto no llegará a madurar y su sabor será amargo. Sin embargo no debe se directa ya que el sol quemará rápidamente sus hojas.

Por ello, cuando busquemos una ubicación para poner la maceta, debe ser un lugar muy iluminado pero en donde no reciba la luz solar de lleno.

Riego

El riego siempre debe ser adecuado, según la estación del año que estemos atravesando. Por ejemplo en los meses de frío, no se la debe regar con mucha frecuencia ya que las raíces se pudrirán y terminará provocando la muerte de la planta.

Sin embargo, en los meses de calor se la debe regar con mayor frecuencia, se aconseja que se haga diariamente.

Fertilización

Para que el naranjo pueda desarrollarse correctamente necesitará de nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y azufre, nutrientes esenciales que fortalecerán sus raíces, tronco y hojas. Se mezclan estos elementos en una balde con agua, y se regará con ellos una vez por mes, a partir de la primavera.

Siempre se recomienda usar abonos orgánicos para ayudar a la planta con el crecimiento, si utilizamos los llamados “desperdicios” de las verduras y frutas que solemos utilizar, encontraremos grandes aliados para hacerlo.

¡No pierdas tiempo! ¡Tener tu propio árbol será muy fácil, con mucha paciencia podremos tener naranjas de a motones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.