Saltar al contenido

¿Cómo hacer pancitos de leche deliciosos y esponjosos?

Hoy te traemos esta deliciosa receta, unos pancitos de leche deliciosos que se pueden utilizar tanto para untarlos con cosas dulces o saladas. 

Si me preguntan, yo los prefiero para hacer unos deliciosos sanguchitos de jamón y queso, les unto mayonesa y quedan exquisitos. Vas a notar la diferencia en el sabor, ya que son muchos más sabrosos de los que venden en las panaderías.

Lo bueno es que si los tenemos bien guardados, podremos mantenerlos frescos por hasta 5 días pero también podés freezarlos y sacarlos para cuando más los necesites.

Si respetas las cantidades, te saldrán hasta 11 deliciosos pancitos. No dejes de hacerlos, te vas a lucir con esta receta.

Ingredientes

 

-500 gr. de Harina 000

-30 gr. de Levadura fresca

-2 Huevos

-1 Cda. de Miel

-200 cc. de Leche

-50 gr. de Manteca

-70 gr. de Azúcar

-1 cdita. de Sal

Procedimiento

  • Comenzamos poniendo en un recipiente la leche tibia e incorporamos el azúcar y la levadura desmenuzada. Mezclamos bien como para incorporar.
  •  Seguidamente agregamos los huevos, la manteca, la miel e incorporamos batiendo.
  • Vamos a agregar de a poco la harina junto con la sal y vamos mezclando como para unir. Vamos a ver que al principio es una masa sumamente pegajosa pero pasando los minutos de amasado, se logra una masa perfecta ya que de a poco la harina se irá hidratando
  • Nos daremos cuenta de dejar de amasar, cuando la masa deja de pegarse en la mano. Una vez que conseguimos este punto de la masa, vamos a dejarla descansar por unos 20 minutos tapada en un lugar cálido.
  • Pasado este tiempo, amasamos el bollo nuevamente como para sacarle el gas y lo estiramos. De ser necesario, nos ponemos un poco de aceite en la mano, para trabajarla mejor.
  • Mientras tanto, encendemos el horno para que vaya calentando a temperatura baja.
  • Volviendo nuevamente con la masa, una vez que la estiramos, cortamos pedacitos de unos 80 gramos aproximadamente, o si no tenemos balanza, nos aseguramos de que sean todos del mismo tamaño. Lo importante es que le demos forma de bollitos.
  • Luego los ponemos en un bandeja enmantecada, dejando espacio entre ellos ya que crecen. Dejamos reposar por unos 15 minutos.
  • Pasado este tiempo, llevamos al horno y dejamos que se cocinen así, con la temperatura baja por unos 20 minutos. Es importante que pasado este tiempo subas el horno a temperatura máxima y los dejes cocinar por 15 minutos más.
  • Retiramos del horno, vas a ver que están bien dorados y los pincelamos por encima con manteca derretida.

 

Tips y consejos

 

  • A estos pancitos, también los podemos hacer con levadura seca ó levadura de panadería. De ser así, sólo debemos tener en cuenta de que debe utilizar unos 10 gramos de levadura seca para esta receta.
  • En el caso de que estés apurado/a, no hace falta darle a nuestros pancitos un segundo leudado, ya que al cocinarse por 20 minutos en un horno bajo, suelen fermentar un poco más.
  • Es importante que una vez que los retiremos del horno, los pincelemos con manteca para que de esta forma se hidrate la superficie y no se despedace la cáscara pasados los días.
  • Obviamente que estos pancitos también se pueden freezar, si te han sobrado. Para guardarlos en el freezer se recomienda que envuelvas cada uno de ellos por separado para asegurarte de que estén bien resguardados del aire.  Cuando quieras utilizarlo, con que los saques media hora antes de comerlos es suficiente. Vas a notar que siguen igual de esponjosos.