Saltar al contenido

Como cultivar manzanilla de un saquito de té

De seguro que hemos escuchado alguna vez, hablar de las propiedades medicinales que contiene la manzanilla. Esta es una planta silvestre utilizada desde la antigüedad, muy conocida para curar malestares estomacales y dolores menstruales intensos.

Su poder medicinal es muy efectivo, aliviando dolencias rápidamente sin necesidad de consumir ninguna clase de medicamento. Su habitual consumo tiene el poder de controlar la ansiedad, además de aliviar cólicos, se utiliza como antiinflamatorio, previene afecciones cardiacas entre muchas otras dolencias.

Como cultivar manzanilla de un saquito de té

Son plantas que requieren de sol directo por la mañana y luego necesitan de una buena iluminación el resto del día. Necesitan que su sustrato se mantenga húmedo y gracias al ser una planta aromática, no es susceptible a las plagas.

Manzanilla como se cultiva

Ahora que hemos visto los beneficios de consumir manzanilla, te contamos como podemos cultivarla. Al ver su poder medicinal comprobado, no podemos dejar de tenerla en nuestro jardín.

Podemos hacerlo tanto en macetas, como directamente en la tierra. Ahora te enseñaremos como cultivar manzanilla de un saquito de te, una forma muy simple de hacerlo.

Es algo muy sencillo de hacer y para ello vamos a necesitar:

Vas a necesitar

-1 saquito de té de manzanilla
-Tierra negra
-Humus de lombriz
-Sustrato
-1 maceta
-Agua

Como lo haremos

1- Primero que nada, ponemos la tierra en la maceta y mezclamos con el humus de lombriz, lo haremos con la proporción: 4 partes de tierra por 1 de lombriz. Solo llenaremos la cuarta parte, de la maceta.

2- Luego, abriremos con mucho cuidado el saquito de té y pondremos el contenido sobre la tierra.

Te recomendamos: 10 plantas aromáticas que no necesitan tierra para crecer

3- Terminamos tapando las semillas con mucho cuidado con el resto del sustrato, y regamos delicadamente. Lo ideal seria que lo hiciéramos con un atomizador, ya que si echamos mucha agua las semillas podrían esparcirse y perderse.

4- Pondremos la maceta en un lugar en donde reciba el sol de la mañana y que no reciba frio. De ser necesario, la taparemos con una bolsa por las noches.

Una vez que ha florecido la planta, cortaremos las cabezas florales y las dejaremos secando en un lugar seco y fresco. Luego podremos hacernos una deliciosa infusión, logrando beneficiarnos a pleno con su poder sanador.

Ahora que hemos visto como cultivar manzanilla de un saquito de té, ¡aprovechemos la oportunidad para tener nuestra propia planta medicinal!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.