Caspalá, el curioso pueblo de Argentina que se mantuvo aislado hasta 2008

Caspalá, un encantador pueblo de la provincia de Jujuy, escondido entre terrenos adversos y sinuosos caminos, ha permanecido aislado hasta el año 2008.

Con tan solo 350 habitantes, su acceso se limitaba a la Ruta Provincial 73, inaugurada hace 15 años, caracterizada por sus curvas cerradas y pendientes pronunciadas.

Te recomendamos: La leyenda del Cerro de los Siete Colores (Jujuy)

A pesar de su ubicación remota, Caspalá ha experimentado un aumento en el número de viajeros, gracias a la construcción de la carretera y al reconocimiento otorgado por la Organización Mundial de Turismo, que lo posicionó como el cuarto mejor destino turístico del mundo en la categoría de «Mejores Villas Turísticas».

Este reconocimiento se basó en la preservación de los valores culturales y naturales por parte de los habitantes, así como en la promoción de los estilos de vida rurales y comunitarios.

¿Cuál es la historia de Caspalá?

La historia de Caspalá nos transporta a un ritmo de vida distinto al de las grandes ciudades.

Con casas de piedra y adobe que han resistido el paso del tiempo y una gastronomía única que utiliza técnicas milenarias para cultivar frutos andinos, este pueblo se destaca por sus antiguas tradiciones.

Durante décadas, su aislamiento del resto del país y del mundo se mantuvo intacto, solo roto por agotadoras travesías a caballo o largas caminatas con la ayuda de los habitantes locales.

Sin embargo, la distinción recibida por parte de la OMT y la construcción de la Ruta Provincial 73 han transformado la región de manera positiva.

¿Qué atractivos turísticos hay en Caspalá?

Caspalá ofrece atractivos turísticos que van más allá de su casco histórico y sus casas de piedra.

La interacción con los habitantes, profundamente religiosos y arraigados en sus costumbres, constituye una experiencia única.

Las calles empedradas, la arquitectura de las viviendas y los impresionantes paisajes que rodean a Caspalá cautivan a los visitantes que llegan después de una extensa travesía por las montañas.

La iglesia Santa Rosa de Lima, construida en 1840, destaca con su distintivo color celeste y campanas de bronce provenientes de Perú.

Otro atractivo es el sitio arqueológico llamado «Pueblo Argentino», ubicado a dos horas a pie de Caspalá.

El Cerro de los 14 colores, al que se puede acceder mediante un sendero, y la impresionante Cascada del Silencio, que cae majestuosamente entre las montañas, también son lugares de visita obligada.

¿Cómo se puede visitar este pueblo de Jujuy?

Si bien la Ruta Provincial 73 ha facilitado el acceso a Caspalá, es importante tener en cuenta que es un camino apto solo para conductores con experiencia en terrenos montañosos.

Para aquellos que no se sientan cómodos conduciendo en este tipo de carreteras, existe la opción de contratar un paseo guiado desde Humahuaca, ubicado a 115 kilómetros del pueblo.

Los aventureros que deseen llegar en vehículo propio deben tomar la Ruta Nacional 9 hasta Humahuaca, y luego desviarse hacia la Ruta Provincial 73.

Sin embargo, es importante destacar que el viaje entre Humahuaca y Caspalá tiene una duración aproximada de 6 horas y no hay servicios disponibles en el camino.

¿Qué recomendaciones hay que seguir para viajar hasta la localidad?

Para garantizar una experiencia de viaje satisfactoria, se recomienda tener en cuenta algunos consejos.

  • La localidad más cercana a Caspalá, dentro del departamento Valle Grande, es Santa Ana, ubicada a 10 kilómetros.
  • Es preferible visitar el pueblo entre abril y diciembre, ya que durante enero y marzo las precipitaciones son abundantes y pueden dificultar el viaje.
  • Además, se debe tener en cuenta que Caspalá cuenta con servicio de WiFi solo en su plaza principal, siendo el único punto de conexión en el pueblo.