Bebida prebiótica casero de limón es buenísima

Bebida prebiótica casero de limón es buenísima

Sumérgete en el mundo refrescante y beneficioso de la bebida prebiótica casera de limón, una deliciosa creación que no solo deleitará tu paladar, sino que también nutrirá tu salud intestinal.

Esta cautivadora bebida no solo ofrece el vibrante sabor del limón, sino que también aporta prebióticos, alimentando las bacterias beneficiosas en tu sistema digestivo. Descubre el placer de preparar esta bebida en la comodidad de tu hogar, fusionando los beneficios de los cítricos y los prebióticos en cada sorbo.

Acompáñanos en este viaje refrescante y saludable mientras exploramos cómo esta bebida casera se convierte en una opción deliciosa y nutritiva para revitalizar tu bienestar.

¡Prepárate para disfrutar de una experiencia refrescante que cuida tanto de tu paladar como de tu salud!

Ingredientes:

  • 250 ml  (1 taza) Jugo de limón (aproximadamente 4 a 6 limones)
  • 2 cdas. de Jarabe de arce o miel cruda sin pasteurizar
  • 80 ml de Suero
  • 650 ml de Agua filtrada

Te invitamos a visualizar cada paso en el siguiente video del canal de: Un día una receta.

Preparación:

¿Por qué hacer una bebida probiótica de limón casera?

El jugo de limón puede estimular el crecimiento de bacterias saludables, facilitando que los probióticos se asienten y hagan su trabajo.

  1. Preparación del limón:

    Si tienes un exprimidor de cítricos, úsalo para obtener el jugo de limón. Si no, exprime los limones hasta obtener aproximadamente 250 ml de zumo y viértelo en una botella esterilizada.

  2. Añadir Edulcorante y Suero:

    Agrega 2 cucharadas de jarabe de arce o miel cruda sin pasteurizar a la botella, también vierte 80 ml de suero (el suero es un probiótico natural y un súper alimento) en la mezcla.

  3. Completar con Agua Filtrada:

    Añade 650 ml de agua filtrada a la botella.

  4. Mezclar y Fermentar:

    Mezcla bien los ingredientes y deja fermentar la mezcla durante 2 días, manteniéndola protegida de la luz. Luego, coloca la botella en el refrigerador durante 1-2 días.

  5. Desgasificación Diaria:

    Todos los días, desenrosca ligeramente la tapa de la botella sin abrirla para permitir que escape el gas, sin permitir que entre aire.

  6. Resultado Final:

    Después de 3 días, tu refresco probiótico estará listo. Si prefieres un refresco más efervescente, puedes dejarlo en el refrigerador por 2 días adicionales.

¡Disfruta de esta bebida probiótica casera que beneficia tu salud digestiva y aporta un delicioso sabor a limón!

Deja un comentario