Aros de cebolla (crujientes)

Interesante y sabrosa receta para quienes les gusta la cebolla en su muchas variantes, como es el caso de los Aros de cebolla.

Una forma de dejar un poco las clásicas papas fritas y probar otro gusto distinto, se pueden disfrutar como plato de entrada, algún aperitivo, pueden consumirse solas o formar parte de una variada picada.

De una textura crujiente y muy ricas, de fácil y rápida elaboración, una receta imperdible para quienes le fascina la cocina rápida.

A continuación los ingredientes necesarios que vamos a utilizar y el paso a paso de toda su preparación:

Ingredientes

  • 1 Cebolla
  • 1 taza de Harina
  • 3 cdas. de Maicena
  • Sal y Pimienta a gusto
  • Ajo en polvo a gusto
  • 1 taza de Pan rallado (combinado con ajo y perejil)
  • 1 Huevo

Preparación

  • En primer lugar, es batir el huevo y en otro bowl añadimos el pan rallado.
  • En un tercer recipiente agregamos la harina mezclada con maicena, la sal, pimienta y el ajo en polvo.
  • Queda a criterio del cocinero echarle otras especias variadas.
  • Con los 3 recipientes preparados, procedemos a pelar y cortar la cebolla de forma transversal con un centímetro de ancho.
  • Seguidamente tomamos cada aro de cebolla y lo pasamos por la mezcla de maicena y harina.
  • Luego lo pasamos por la mezcla del huevo batido y finalmente por el pan rallado. Repetimos el proceso con cada aro de cebolla.
  • Mientras tanto, colocamos los aros de cebolla rebozada en una fuente y ponemos a calentar el aceite en una sartén para luego freírlos en una o dos tandas hasta que doren.
  • También podemos darle cocción en el horno, para acomodarlos en una bandeja previamente aceitada y cocinarlos durante unos 20 minutos aproximadamente en horno moderado de 180º C.
  • ¡Listos para servir y degustar unos Aros de cebolla crujientes y dorados, que bien pueden consumirse solos o acompañado con alguna salsa!

Tucos y Consejos

  • Una recomendación al momento de freírlos, es una vez listos escurrir el exceso de aceite con papel absorbente y al freír tampoco cargar demasiado la sartén solo agregar algunos para controlar bien el que salgan dorados pero sin quemarse.
  • Otra sugerencia a tener en cuenta, es que las cebollas cuanto más dulces mucho mejor. Con la cebolla tierna también quedan deliciosos e incluso si no queremos hacer sólo aros de cebolla podemos aprovechar para rebozar otras verduras.
  • La opción sana es meterlos en el horno en lugar de freírlos. No quedan tan crujientes ni tan bonitos pero igualmente están ricos.
  • Un truco para que queden muy crujientes es usar la mitad de harina de trigo y la mitad de Maizena, y añadir una cucharadita de levadura química en polvo. Si alguien tiene intolerancia al gluten se puede usar sólo Maizena.