Saltar al contenido

Aprende a almacenar naranjas y mandarinas para que no les salga moho

Para quienes les fascinan las frutas cítricas, nada más delicioso que las naranjas y mandarinas. Especialmente, en la época del año donde empieza la temporada de estas frutas se debe aprovechar y conservarlas de la mejor manera.

Para cuidar de estas frutas y conservarlas en condiciones óptimas, hay que seguir algunos consejos para evitar que le salga moho.

Aprende a almacenar naranjas y mandarinas para que no les salga moho

Apliquemos algunos tips para almacenar mejor las frutas:

¡Te invitamos a ver este video de nuestro canal! ¡No te lo pierdas! 

Consejos para almacenar debidamente las naranjas y mandarinas

  • En primer lugar, se debe colocar a temperatura ambiente y con la debida ventilación. Además, aunque las dejemos en el cajón de frutas, no debe llevar bolsa.
  • Tampoco se debe guardar en recipientes con tapa, ya que no corre aire y tiene mayores probabilidades de que le salga el moho. De esta forma, lo único que logra es encerrar la humedad.
  • Si queremos dejarlas en un frutero, la duración serán unos 10 días aproximadamente, pero si el clima es frío. En caso de días cálidos, la duración es de 4 días, mientras que en la heladera guardada de forma acertada, hasta 20 días podría conservarse frescas.
  • Si vamos a disfrutar del jugo de las naranjas y mandarinas, lo mejor es hacerlo dentro de las primeras 48 horas.
  • Cuando las observemos muy blandas, hay que desecharlas, ya que podrían tener moho en su interior.

No obstante esto, debemos saber que la vida útil de las naranjas y mandarinas, mucho depende de la maduración que tenga a la hora de comprarlas.

Como vimos, algunos deciden por madurar la fruta a temperatura ambiente y otros optan por conservarlas por más tiempo en la heladera. Todo depende de esos factores a tener en cuenta.

Si decidimos dejarlas afuera, lógicamente se debe alejar de los rayos solares que acortará su vida. Además, siempre súper limpias, ya que la suciedad también afecta su conservación.

Otros consejos para la conservación de las frutas

  1. Cuando compramos frutas, como las mandarinas y naranjas, se debe lavar bien y frotarlas con una esponja suavemente.
  2. En la pileta de la mesada o bacha con agua las desinfectamos.
  3. Después, las escurrimos bien con un colador y hasta las secamos con un paño o repasador.
  4. cuando se trate de frutas más suaves, como las uvas, peras, mangos, entre otras, el tratamiento es por separado.

Para mayor duración de las frutas, NO las compremos muy maduras, de lo contrario su duración será muy breve.

¡Apliquemos todos estos consejos y aprendamos a almacenar naranjas y mandarinas para que no les salga moho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.