Saltar al contenido

Apellidos quechuas que fueron modificados al español

Algunos apellidos quechuas fueron modificados al español por diferentes razones, entre ellas, la imposición de la cultura española con el apoyo de la iglesia católica que pretendía evangelizar a todos los indígenas de la nueva tierra conquistada. De esta manera, en cierto punto, impusieron que los indígenas con apellidos o nombres difíciles de pronunciar, los cambien a la traducción en español.

Vale aclarar, que los originarios de la actual América, no utilizaban lo que comprendemos como “apellidos” sino mas bien se trataba de sus nombres, con los cuales se identificaban, los cuales muchas veces tenían que ver con el culto a la Pachamama, la mitología quechua, relacionados a algún acto de valentía, habilidades, etcétera.

El relato oral, así como también lo muestran los registros históricos proporcionados por la Iglesia Católica, es decir, registros de nacimientos, bautismos, casamiento y defunción, son prueba que poco a poco en estos países los indígenas recibieron por imposición apellidos de algún mestizo o español. A veces recibían el apellido de su dueño cuando estos eran esclavizados o del párroco, o de algún otro español destacado de la zona.

Sin embargo, “los apellidos provienen de los nombres nativos de los padres, el paterno del padre y el materno de la madre. Estos apellidos eran los nombres únicos de los progenitores respectivos”, nos explica textualmente la obra Introducción a un tesoro de nombres quechuas en Apurimac.

Lista de apellidos quechuas modificados al español

A continuación, les brindaremos una lista de algunos apellidos quechuas modificados al español, con el objetivo de que ustedes puedan verificar si pertenecen a esta gran familia de la región andina sudamericana.

Kkallo a Lengua.
Wassi a Casas.
Willka a Santos.
Punku a Puerta.
Aukka a Guerra.
Killa a Luna.
Tikka a Flores o De la Flor.
Mayu a Ríos.
Wayllas a Prado o Del Prado.
Kkocha a Laguna.

Puede interesarte: Los Atacama – Pueblos originarios de Argentina

Hay algunos apellidos que se asimilaron al español por su fonética como por ejemplo, los Muya a Moya, Willka a Vilca.

Taphya a Tapia.
Ch’akun a Chacón.
Haramillu a Jaramillo.
Kiruka a Quiroga.
Kamachu a Camacho.
Kkollantis a Collantes.
Kkalle a Calle.
Muntuya a Montoya.
Missa a Meza.
Mat’u a Matto.
Yahuar a Yabar.
Pachicu a Pacheco.
Siwayllus a Zevallos o Ceballos.
Tamayu a Tamayo.
Uchuwa a Ochoa.
Xespe a Quispe.

El pueblo quechua de hoy no es un solo grupo propio, sino varios grupos indígenas distribuidos por América del Sur. Algunos ejemplos son los q’ero y los wankas en Perú, los kichwas y otavalos en Ecuador, los ingas en Colombia y los kallawaya en Bolivia.

En la actualidad se logra decir que existen un conjunto increíblemente de tradiciones y culturas andinas aún activas.