fbpx
Home » Leyendas y cuentos! » La historia del pueblo fantasma jujeño donde se apareció la virgen

La historia del pueblo fantasma jujeño donde se apareció la virgen

En un rincón del Noroeste Argentino hacia las alturas yace la historia develada de un pueblo abandonado, partiendo desde San Salvador de Jujuy o desde Tilcara por la Ruta Nacional 9 hacia el norte y por un camino de tierra complicado y sinuoso, se llega a La Cueva.

Precisamente para llegar a este lugar que encierra un tesoro escondido en las alturas, aproximadamente puede llevar unas tres horas desde la capital jujeña. Se lo llama un pueblo fantasma porque tiene un escenario desolado, nadie anda por ahí, no se ve un alma alrededor.

Sin embargo, las casas que rodean este pueblo parece de otra época y sus calles empedradas que la caracterizan le aportan algo singular. Pero especialmente una Capilla sobresale por su aspecto cuidado en comparación con el resto de las estructuras que se encuentran abandonadas.

No obstante esto, hay que remontarnos en el tiempo para entender su origen y descubrir los secretos de este pueblo abandonado. A continuación veremos lo que nos informan los historiadores sobre las primeras poblaciones ubicadas en esta zona de la Quebrada de Humahuaca.

Historia del pueblo fantasma

Según los primeros registros parroquiales sobre los habitantes de fines del siglo XVII, el largo trayecto unía el centro minero de Potosí con Buenos Aires. Lógicamente un viaje de estas características requería de paradas y descansos, además de hacer el relevo de las mulas ya que era el único medio de transporte por el camino de la Quebrada.

De hecho, este camino era la columna vertebral de la economía en tiempos Coloniales. Es fácil entender que a la altura de 3.500 metros y con un cielo libre de nubes, el sol pega muy fuerte y ni el río suena. La estructura colonial resiste el paso del tiempo y claramente se nota la diferencia con la capilla, una iglesia elevada en el cerro como es común en cada pueblo que cuenta con una capilla.

Precisamente La Cueva tiene su propia capilla, donde en cada fiesta patronal se esperaba al cura de Humahuaca. Quien realizaba un viaje especial para celebrar bautismos y casamientos, todo estaba organizado ante su llegada.

Historia de la capilla de La Cueva

Según una reconocida arqueóloga estima que la iglesia fue construida en el siglo XIX, tiene una estructura bien preservada y contrasta notablemente con otras construcciones. Cada pueblo y cada hacienda, se identificaba con su santo patrono hasta incorporarse a las creencias anteriores de las poblaciones indígenas andinas.

Quienes hablan de este pueblo fantasma y de como se conserva los misterios de este lugar, hasta su abandono fue progresivo y sumando a esto la migración de muchos a las zonas urbanas de la provincia. Inclusive los pobladores de la zona rural se trasladaron a otros puntos de la Quebrada así como a zonas de explotación minera en busca de trabajo.

Según la historiadora Sica a lo largo de la Quebrada de Humahuaca existe un patrimonio arqueológico, histórico y natural de Jujuy, con una gran importancia.

Detrás de todo esto, hay misterios, historias y hechos trascendentes de este lugar maravilloso. Cuentan que del otro lado del río, desde una estructura con forma de cueva una vez salio la imagen de la Virgen. De hecho, dicen que hay un joven descendiente de aquellos pueblos originarios que guarda y custodia las llaves de la capilla para que nadie se instale en La Cueva.  Precisamente protegiendo los misterios y secretos que se debe resguardar.

RazaFolklorica

Check Also

Leyenda del arco iris

Cuando hablamos del arco iris de inmediato pensamos en él como un fenómeno meteorológico, sin ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *